Demi Lovato fue diagnosticada hace un tiempo de bipolaridad. Por entonces la cantante decía estar ‘cansada’ de esta enfermedad, pero, sin embargo, durante una entrevista reciente en la revista Rolling Stone ha asegurado todo lo contrario.

Es más, la artista insistió en que está orgullosa de ser bipolar y poder hablar de ello. Tanto es así que ha querido recalcar que en verdad se siente complacida por poder ayudar a otras personas que conviven con la misma enfermedad.

“La bipolaridad es un trastorno de estado de ánimo. Trato con cambios de humor, episodios de manía y fases de depresión bipolar también. He usado mi voz para ayudar a otros y estoy encantada de haber podido hacer algo así”, ha confesado.

Y es que con el paso del tiempo Demi ha madurado en este sentido: “Creo que me preocupaba demasiado lo que la gente pensaba de mí”, reflexionó durante la entrevista. “Llegó un momento en el que dejé que ganaran mis inseguridades puesto que lo único que quería era que todos me quisieran”.

Asegura que siempre sus palabras eran malinterpretadas: Me estaba volviendo loca y escribía tuits que la gente luego leía demasiado. Ahora no me importa. Solamente quiero seguir con mi vida y continuar haciendo música”.