Jennifer Lawrence siempre consigue ser la protagonista de la noche. Si en los pasados Oscar la actriz fue el centro de atención con su caída a la hora de recoger el Oscar como Mejor Actriz, anoche Jennifer volvió a ser el epicentro de todas las miradas en los Globos de Oro.

La actriz nunca pensó que la elección de su vestido, un Christian Dior Couture, iba a convertirse en más protagonista que el propio premio que se llevó como Mejor Actriz secundaria por 'La Gran Estafa Americana'.

En cuanto apareció con su 'look total white' sobre la alfombra, las redes empezaron arder convirtiendo el diseño de la actriz en la mofa de la noche. Chicos, chicas, mascotas e incluso el dibujo animado de Ariel se pusieron en la piel de la prota de 'Los Juegos del Hambre'. Y es que hacer el diseño blanco que la actriz eligió para una de las fiestas más glamurosas del año era cuestión de minutos: una sábana, unas cuantas cuerdas y… ¡el vestido de Jennifer Lawrence al alcance de cualquiera!