Hemos comenzado el 2018 con una de las galas más potentes del año: la 75 edición de los Globos de Oro.

Una edición donde nuestras estrellas de Hollywood volvieron a ponerse sus mejores galas para lucir perfectas sobre la alfombra roja, eso sí, esta edición estuvo tintada de negro, y es que este fue el color elegido por las actrices para acudir a la gala como señal de protesta contra los abusos sexuales.

Una gala donde los actores vivieron especiales encuentros, Eva Longoria se convirtió con su embarazo en una de las auténticas protagonistas de la noche, y es que todos querían fotografiarse con la 'tripita' de la actriz.