Aunque Sarah Jessica Parker siempre es una de las celebrities que más halagos recibe por sus looks, su estilo arriesgado no siempre convence a todos. La actriz ha sido de lo más criticada en los Globos de Oro 2017por el vestido blanco que lució de Vera Wang.

Y es que aunque han situado a Jessica entre las peor vestidas de la noche, la intérprete de 'Sexo en Nueva York' recibió los cumplidos de dos famosas actrices: Nicole Kidman y Reese Whiterspoon.

Las cámaras fueron testigos de cómo Sarah se arrodilló ante los pies de sus amigas y compañeras después de que estas alabasen su look escogido.