Sarah Hyland, la actriz de ?Modern Family?, apuesta por la belleza natural. Ella es una de las caras conocidas que participan en la nueva campaña de Olay, de ahí que haya querido presumir de cuerpo en topless apostando por la transformación del mismo y no por la perfección.

Y es que Sarah no tiene ningún problema en dejar ver sus cicatrices después de haber pasado por dieciséis intervenciones, dos de ellas de trasplante de riñón. Unas ?heridas de guerra? de las que presume orgullosamente: "Estas fotos siempre serán un recordatorio especial tan increíble de este capítulo de mi historia de la piel y no podría estar más emocionado de resaltar mi espalda y lo que ha significado para mí al ver a mi cuerpo transformarse".

Y es que Sarah no lo ha pasado nada bien después de pasar tantas veces por quirófano. Sobre todo después de que primero su padre le donase un riñón en 2012 que comenzó a fallar en 2016. Tras varias diálisis, en 2017 fue su hermano pequeño quien se lo donó, y desde entonces parece que su calidad de vida ha ido mejorando. Aun así, Sarah pasó por tales dolencias que llegó a pensar en el suicidio, tal y como confesó hace unos meses.

¡Pincha en el play de arriba y no te pierdas las imágenes!