Un día después de hacerse público que Tristan Thompson le estaba siendo infiel a Khloé Kardashian, la menor de las hermanas Kardashian daba a luz a su primera hija junto al jugador de la NBA.

Una felicidad que se vio ensombrecida por toda esta polémica, pero a pesar de todas las críticas y después de que sus famosas hermanas le declarasen la guerra a Tristan, Khloé ha decidido perdonar al padre de su hija.

Muestra de ello es la reflexión que Khloé ha hecho a través de su aplicación: "La vida es corta y, a veces, ponemos a muchos otros delante de nosotros, pero una de nuestras prioridades debería ser nuestra propia felicidad. Una vez que tienes eso, se filtra a todos los que nos rodean".