El pasado 2 de junio Brody Jenner, hijo de Caitlyn Jenner, se casaba con su pareja de los últimos años, Kaitlynn Carter, a quien conoció en el año 2013. El enlace se celebró en un enclave de ensueño, la exótica isla de Nihi Sumba, un complejo de lujo al este de Bali.

La boda fue muy íntima pues solo asistieron unas 50 personas y entre los invitados no había nadie de la casa Kardashian, tampoco sus hermanas Kendall y Kylie Jenner. Ni si quiera asistió su padre, Caitlyn Jenner quien asistió a la Gala Life Ball, para recaudar fondos para ayudar a personas con Sida, que se celebraba en Viena el mismo día.

A pesar de las bajas, Brody disfrutó cada segundo del día de su boda a la que ha descrito como: "Fue la noche más soñadora e increíble que haya vivido jamás", declara a la revista 'People'.

El joven comentaba que sentía que llevaba casado con su ya esposa mucho tiempo: "¡Honestamente siento que hemos estado casados ​​por cinco años ya!". Y terminaba diciendo que no podía ser más feliz por estar al lado de su esposa: "Soy el hombre más afortunado de la tierra para tener a Kaitlynn a mi lado".

El medio anteriormente citado ha publicado también las primeras imágenes de la boda. Donde vemos a Jenner muy guapo con un traje color crema y a Kaitlynn con un sencillo vestido blanco de manga larga y velo.