Kendall Jenner tiene un admirador secreto: Thomas Hummel. El joven no deja de acostar a la modelo con cartas y parece que esta historia viene de muy atrás.

Por correo postal y como antes se hacía, lo que comenzó como una simple broma podría tratarse ahora de algo mucho más serio. Antes Hummel mostraba su admiración hacia la joven Kendall pero ahora se ocupa de insultarla.

Todo empezó en 2008, cuando la joven tenía 13 años, este hombre quedó locamente enamorado de la niña. Ahora, tras no tener respuesta después de muchas advertencias, Kendall ha decidido recurrir a la vía legal y acudir a la justicia. El juez le ha concedido una orden de alejamiento y el acosador no podrá acercarse a un mínimo de 100 metros de la hija de Kris Jenner.