Después de la actuación que Lady Gaga y Bradley Cooper hicieron sobre el escenario de los Oscar, donde desprendieron mucha (pero que mucha) complicidad, todos los ojos se pusieron sobre Irina Shayk, que acompañó a Bradley a la gala. Y es que eran muchos los que se preguntaron cómo había reaccionado Irina al ver a Bradley y Gaga así sobre el escenario?

Y aunque la modelo no mostraba ningún rastro de celos en su rostro sino que aplaudió efusivamente la actuación del padre de su hija y la cantante, este martes Irina y Bradley eran fotografiados por primera vez tras la gala y su semblante era bastante serio.