Como cada año actores, directores, y demás profesionales del gremio del cine, se ponen sus mejores galas para celebrar la noche de los Premios Oscar.

Arranca una 91 edición muy especial donde las estrellas del celuloide pasean sus mejores looks sobre la alfombra roja del Teatro Dolby de Los Ángeles y donde por primera vez en 30 años la gala no tendrá presentador.