Irina Shayk y Bradley Cooper parecían haber roto su relación de forma amistosa y sin dramas innecesarios de por medio. De hecho, ni siquiera tardaron en resolver el tema de la custodia de su hija, la pequeña Lea de Seine, lo que indicaba que a la pareja no le costó llegar a un acuerdo en cuanto a las necesidades de la niña.

Por su parte, Irina ha sabido adaptarse a la perfección a su nueva faceta de mamá soltera, y no solo eso, sino que durante sus primeras declaraciones tras su separación de Cooper, se mostró bastante tranquila y dispuesta a llevar las cosas con calma. Sin embargo, esa aparente 'paz' podría no ser más que una estratagema que anticipa una gran venganza contra su ex.

"Hay mucho que decir de su relación con Bradley, le ha hecho tanto daño que ella tiene la revancha en mente", ha asegurado una fuente al diario norteamericano Radar Online. En el vídeo de arriba te contamos en qué consiste esta revancha según esta fuente.

Parece que una auténtica bomba va a estallar, así que más le vale a Bradley ponerse a cubierto, porque la madre de su hija parece tener muchas ganas de hablar. ¿Salpicará este nuevo giro de los acontecimientos a Lady Gaga? De momento, a la cantante se la ha visto besando a un chico que no era su coprotagonista en 'Ha nacido una estrella', lo que ha echado por tierra muchos de los rumores que han ido surgiendo en los últimos meses.

Entonces, ¿qué habrá de cierto en todo lo que se comentaba? Si algo queda claro, es que Irina tiene mucho que decir.

Seguro que te interesa...

El último paso de Bradley Cooper en su relación con Irina Shayk tras la polémica con Lady Gaga