Celebrities » Hollywood

LO HA CONTADO EN UNA ENTREVISTA

Las continuas fiestas de Sienna Miller acabaron con su carrera como actriz durante un tiempo

Sienna Miller ha hablado de uno de los peores periodos en su carrera profesional en la última entrevista que ha concedido a la revista LOVE. Según ha confesado, cuando nadie la llamaba con nuevos proyectos y su carrera se apagó fue por culpa de sus continuas salidas nocturnas con sus amigos. Aunque esta información nadie la ha confirmado, ella está convencida de que son los motivos principales por los que trayectoria como actriz se frenó en seco.

Sienna Miller

GTres Sienna Miller

Publicidad

Debió ser una época divertida para Sienna Miller, pero el precio que ha tenido que pagar ha sido demasiado alto. La actriz ha hablado abiertamente sobre el parón que sufrió su carrera profesional en la entrevista que ha concedido a la revista LOVE con motivo de la promoción de la última película dirigida por Ben Affleck en la que participa, 'Vivir de noche', y ha confesado los motivos por los que cree que sucedió.

Al parecer, se centró más de la cuenta en la vida nocturna y las fiestas con sus amigos, y el teléfono dejó de sonar. Nadie quería contar con Miller en sus nuevos proyectos. Como ella misma comentó en la entrevista, lo de vivir de noche se le dio de maravilla durante un tiempo. "Sólo quería divertirme y no dejar de comportarme así por ninguna razón, y de alguna manera eso dañó mi carrera", explicaba. A esto se sumó su ruptura con Jude Law, y tuvo que cargar durante un tiempo con la etiqueta de ser 'la ex novia de… '.

Pero ha superado todo y ahora que su carrera como actriz ha tenido un importante repunte en los últimos años, donde se le ha brindado la oportunidad de interpretar papeles con los que ha recibido muy buenas críticas, y ha conseguido hacerse un hueco en la industria cinematográfica, considera que le hizo demasiado daño tanta fiesta: "Probablemente podría haber estado como estoy ahora mucho antes si hubiera sido más lista", explicó Sienna.

Nunca es tarde para las cosas buenas, y eso nos lo demuestra la historia de Miller. Su vida a nivel personal y profesional ha dado un giro completo, y a sus 35 años tiene un vida tranquila donde disfruta al máximo de pasar el tiempo con su hija y de las numerosas cosas bonitas de su profesión.

Publicidad