Makoke está pasado por su peor momento ya que su exmarido, Kiko Matamoros, la ha implicado directamente en la deuda millonaria que tiene con Hacienda. Una deuda que asciende a los 1,2 millones de euros y que en el peor de los casos podría llevarles a la cárcel.

La exmujer del colaborador televisivo podría perder sus dos propiedades, tanto la casa que compartieron durante su matrimonio, donde actualmente se aloja junto con su hijo, Javier Tudela, como su dúplex de Majadahonda. Ambos inmuebles ya están embargados y a la espera de pago.

Kiko, por su parte, ha afirmado haber implicado a su exmujer para no tener que cargar él solo con la deuda.