Cristiano Ronaldo y Georgina Rodríguez han hecho un viaje de lo más romántico a Islandia. Aprovechando que el astro portugués tenía unos días de descanso, la pareja ha hecho las maletas y han volado hasta la capital Reikiavik donde han podido conocer la cultura del país.

Vestidos con unos llamativos trajes naranjas y casi irreconocibles con el casco puesto, Georgina y Cristiano han conducido una moto de nieve por esos espectaculares paisajes del país; la modelo ha subido a su perfil de Instagram un vídeo en el que se ve al futbolista conduciendo la moto a gran velocidad. Hasta allí han llegado en helicóptero, Georgina también ha dejado constancia de ese momento con una fotografía en la que le declaraba su amor a Cristiano "amor infinito".

Con estas fotografías, la pareja demuestra su gran afinidad y que tienen muchas cosas en común. En una de las imágenes ambos aparecen dándose un beso con un paisaje espectacular como telón de fondo.