Aunque este pasado martes la selección de Islandia era eliminada del Mundial de Rusia, al jugador Rúrik Gíslason su paso por el Mundial le ha salido de lo más rentable.

Gracias a su espectacular físico, el guapo futbolista se ha convertido en el descubrimiento del Mundial. Durante su paso, su cuenta de Instagram ha pasado de tener 40.000 a superar el millón de followers en la red.

Tal ha sido su éxito, que incluso ya tiene un club de fans que han creado un hashtag de lo más particular: #sexyrurik.