Iker Casillas sufrió hace tan sólo unos días un infarto de miocardio que preocupó muchísimo a todo el mundo, sobre todo a su mujer, Sara Carbonero, que en ese momento se encontraba grabando una entrevista en Tarifa.

La angustia de la periodista ha quedado patente en las imágenes que esta semana trae en exclusiva la revista Hola, donde podemos ver a Sara muy preocupada tras enterarse dela noticia. Es más, cuando quiso poner rumbo cuanto antes la cosa se complicó porque tuvo que viajar del pueblo gaditano a Madrid y de allí a Oporto, la vía más rápida pero que la tuvo mucho tiempo en vilo hasta que llegó al lado de su marido.

Ahora ya respiran tranquilos en casa tras un enorme susto que ha hecho que Carbonero no se separe del futbolista en ningún momento. Además, ambos se han preocupado de mantener informados a sus seguidores sobre el estado de Casillas, que abandonaba el hospital de la mano de su mujer con una sonrisa.

Muchos han sido los apoyos recibidos por la pareja en este difícil momento. Y es que Hola recoge en exclusiva las declaraciones del guardameta que ha confesado: ?Podía haber sido peor, pero mejor no pensarlo. Ahora solo quiero disfrutar de la vida?.