El futbolista Rafael Van der Vaart y su novia Sabia Boulahrouz estaban muy felices ante la llegada del bebé que esperaban. Hace tan solo un mes y medio que anunciaron con ilusión que esperaban su primer hijo en común. Pero al parecer, Sabia ha perdido el bebé.

Embarazada de cinco meses, Sabia ha sufrido un desgarro de la bolsa amniótica que ha provocado que el bebé no siguiera adelante. Los tortolitos que afrontaban esta nueva etapa con ilusión, se habían gastado alrededor de 10.000 euros en muebles para decorar la habitación del niño. Amigos cercanos a ellos, han asegurado que tanto el futbolista como su novia se encuentran “desolados”.

Aunque la pareja no ha hecho declaraciones, Sylvie, exmujer del futbolista, si ha dicho unas palabras: “Les deseo de todo corazón tanto a Rafael como a Sabia mucha fuerza para sobreponerse en este duro momento. Conozco bien los enormes deseos que Rafael tenía de criar a más hijos y sé que debe estar destrozado”.