Sara Carbonero revelaba a través de su Instagram Stories que ya está en Moscú, ciudad en la que este años se disputa el Mundial de Fútbol y a la que su marido, Iker Casillas, llegó el pasado lunes.

Este es el principal motivo por el que Sara ha viajado hasta allí, ya que el portero se estrena como comentarista con Azteca TV y seguramente quiera tener cerca a su chica para que le de buenos consejos, ya que ella fue reportera durante los dos mundiales anteriores.

Iker ha aprovechado para reencontrarse con viejos amigos como Xavi Hernández, con el que compartió cena, y excompañeros del Real Madrid como Michel Salgado o Roberto Carlos.