Kobe Bryant y su hija Gigi descansan juntos en su tumba en el Pacific View Memorial Park de Corona del Mar en California tras perder la vida hace dos meses en un terrible accidente de helicóptero.

La ceremonia de su entierro se celebró en la más estricta intimidad, frente al multitudinario funeral que tuvo lugar en el Straples Center de Los Ángeles, a donde acudieron infinidad de rostros conocidos.

Pero ahora la paz y tranquilidad de su tumba se ha visto alterada por un hombre que llegó destrozando todo lo que se encontraba a su paso: arrancó todas las flores del recinto y comenzó a cavar la lápida del deportista y su hija fallecidos.

Por suerte, los agentes de policía llegaron a tiempo de que los destrozos fueran a más y arrestaron inmediatamente al hombre.

Seguro que te interesa...

El dolor de Vanessa Bryant ante la filtración de unas fotos del accidente de helicóptero en el que fallecieron su marido y su hija