A pesar de que Sara Carbonero e Iker Casillas disfrutan de una vida plena y tranquila junto a sus hijos en Oporto tras el fichaje del portero por el F.C. Porto, no todo va sobre ruedas en la vida de la presentadora y el guardameta.

Aunque Sara e Iker tienen una posición económica privilegiada, según señala el medio Diario Gol a través de un informe del Registro Mercantil, el cambio de equipo ha provocado una importante merma en sus ingresos económicos.