A pesar de que David Beckham tiene una magnífica relación con sus hijos Brooklyn, Romeo y Cruz, a los que adora, queda claro que con la pequeña Harper de 7 años tiene una unión muy especial. Además, la niña comparte con él su pasión por el fútbol, algo de lo que siente tremendamente orgulloso.

"Harper juega al fútbol cada domingo y le encanta. Los chicos no lo hacen y me parte el corazón", aseguró en una ocasión.

Es por eso que aprovechando el Mundial de Francia, padre e hija asistieron juntos a disfrutar del partido que enfrentaba a los equipos de fútbol femenino de Inglaterra y Noruega, a los que Harper se encargó de brindar todo su apoyo. Hasta ahí todo normal, si no fuera porque durante el encuentro deportivo tuvo lugar un gesto cariñoso entre David y su hija que se ha sido de lo más comentado a la par que criticado, y es que el futbolista besó a su hija en los labios.

No es la primera vez que David crea polémica por este tipo de gestos, por los que ha sido cuestionado en varias ocasiones. De hecho, justo hace unos meses el periodista Piers Morgan criticó abiertamente estas muestras cariño, llegándolo a tildar de 'extraño' y 'espeluznante'."¿Es raro no? ¿Quién hace eso con sus hijos? ¿Quién besa a sus hijos en los labios?", afirmó.

Ante el revuelo generado entonces, David se pronunció de forma tajante al respecto. "Me han criticado por besar a mi hija en los labios. Beso a todos mis hijos en los labios. Bueno, quizás a Brooklyn no, tiene 18 años y puede parecerle un poco extraño. Pero soy muy cariñoso con ellos. Así es como nos criaron a Victoria y a mí y así es como somos con nuestros hijos".

Seguro que te interesa...

El vídeo que demuestra que los hijos de Shakira y Piqué son muy valientes