David Beckham es como el buen vino: sólo mejora con el pasar de los años. ¡Menuda suerte! El guapérrimo futbolista cumple 37 años y comenzó celebrándolo de una manera muy especial.

David y su mujer, Victoria, se fueron juntos a ver un partido de Los Lakers. La pareja estaba tan a gusto cuando, de repente, la famosa ‘Kiss Cam’ les enfocó y, ¡tachán!, no tuvieron más remedio que plantarse un buen beso de esos que dejan sin aliento.

Al principio Vicky estaba que se moría de la vergüenza, ¿pero cómo iba a negarse con semejante hombre al lado? Así que finalmente se dieron el ‘kiss’ y todos tan contentos.

El jugador pasa por uno de sus mejores momentos tanto en plano personal como en el profesional, y seguro que está festejando su cumple por todo lo alto. Desde luego, ya comenzó a hacerlo de una manera muy especial, y es que ese beso en las gradas del partido de baloncesto no se le olvida a su mujer, ni a nadie que lo hayamos visto…