PRESIDENTE DE DIVIERTT

PRESIDENTE DE DIVIERTT

¿Quién es Miguel Ángel Flores?

Miguel Ángel Flores es el presidente de Diviertt, la empresa responsable de la organización de la macrofiesta que la noche de halloween causó la muerte de cuatro jóvenes. Ahora se encuentra en el punto de mira de la investigación Su nombre aparece varias veces en el sumario de la operación Edén, un dispositivo contra las mafias que manejan la noche.

El modus operandi de Miguel Ángel Flores es siempre el mismo. Férreo control de las imprentas encargadas de los talonarios de entradas. Silencio comprado a golpe de dinero negro. No hay una cantidad límite. Cuantiosas comisiones a los responsables de la impresión para mantener su boca cerrada, para que nunca revelen que existen tacos de entradas con una numeración distinta o directamente sin numerar. El primer eslabon de una cadena que amarra la existencia de una lista B de localidades.

Miguel Ángel Flores siempre se mueve con gente de confianza que no se atreve a traicionarle. Lo confirman un antiguo empleado y uno de sus ex socios con los que Espejo Público ha podido hablar. Parece que a Flores, centro de la investigación del caso Madrid Arena, que acaba de prestar declaración ante la policía, se le ha acabado la suerte. La suerte que le ha hecho salir airoso en multitud de ocasiones.

Experto en esquivar inspecciones durante sus 13 años al frente de la discoteca Macumba, sólo una vez, se vió inmiscuido en una intervención policial. Sorprende que fuera la Policía Municipal la encargada de desalojar la sala. 800 personas que habían comprado su entrada por internet no pudieron entrar por estar la discoteca abarrotada. Fue uno de sus primeros problemas de sobreaforo.

Endeudado, es decir poco. En el sumario de la Operación Edén a raíz de la muerte de un portero de discoteca por un ajuste de cuentas entre clanes rivales, quedá claro la facilidad con la que multiplica el aforo de los locales y por lo tanto la recaudación, pero curiosamente tiene importantes deudas con decenas de proveedores.

¿Dónde va el dinero negro recaudado en esas fiestas?. Quienes se han revelado ante el yugo del amo de la noche, lo tienen claro. Son algunos de los 12 empleados a los que el Supremo determinó que Flores tenía que indemnizar con casi medio millón de euros por despido improcedente. Todos coinciden: El empresario lleva dos años montando una réplica de esta discoteca, Space en Panamá. Allí se lava el dinero sucio.

Una agenda repleta de contactos con políticos y autoridades. Un estrecho vínculo con el vicealcalde de Madrid que este niega. Una amistad que hay quien apunta ha ayudado a Flores a convertirse en todo un mago. Un experto en desaparecer. Literalmente se esfuma. Se libra de cualquier clase de imputación pese a repetirse su nombre en dos de los sumarios más importantes del mundo de la noche, el de la Operación Edén y el del caso Guateque.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.