LOS VECINOS, HARTOS

LOS VECINOS, HARTOS

El barrio Gótico de Barcelona se convierte en un prostíbulo al aire libre

La presión policial sobre la Rambla y el cierre nocturno del mercado de la Boqueria ha hecho que se desplace la prostitución a calles cercanas del barrio Gòtico. El sexo exprés no desaparece, sólo se traslada.

Las fotografías son elocuentes. Prostitutas y clientes practican sexo en plena calle en el centro de Barcelona. Los vecinos están hartos y las autoridades municipales reclaman una reforma en las leyes para luchar contra esta práctica. Solo la presencia policial evita que las calles del Barrio Gótico de Barcelona se conviertan en un prostíbulo al aire libre. Allí han acudido las prostitutas y proxenetas expulsadas de las Ramblas.

Algunos comerciantes se han visto obligados a poner verjas en sus propios negocios para evitar que accedan hasta la misma puerta de sus locales a realizar sus "trabajos. Durante el día son calles turísticas en las que nada hace suponer en lo que se convierten por la noche. Cualquier rincón es válido para convertirlo en un burdel.

Ellas, las 'trabajadoras del sexo' argumentan que el Ayuntamiento les cerró los prostíbulos donde trabajaban y se han visto obligadas a volver a la calle pues es el único lugar donde pueden trabajar.

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.