UNA VERDURA CON GRANDES PROPIEDADES BENÉFICAS

UNA VERDURA CON GRANDES PROPIEDADES BENÉFICAS

El brócoli, una verdura imprescindible en una dieta saludable

No hay dieta saludable sin una hortaliza única por sus propiedades protectoras de la salud como es el brócoli. Algunas de sus propiedades la hacen imprescindibles en la dieta.

Brócoli
Brócoli | agencias

¿Qué sabemos del brócoli? Pues que es una hortaliza única por sus propiedades protectoras para la salud. ¿Quieres saber cuáles son?

Es un vegetal rico en nutrientes y bajo en calorias. Se trata de la hortaliza con mayor valor nutritivo por unidad de peso comestible. Es muy importante consumirlo bien fresco (puede comprarse también congelado) ya que en cuanto empieza a amarillear indica que ha perdido la mayoría de vitaminas y minerales. Lo ideal es cocinarlo al vapor a fin de que no pierda sus nutrientes.

Como otras verduras, tiene una acción diurética, que te ayuda a eliminar el exceso de líquido corporal debido a que es rica en potasio y baja en sodio, una combinación perfecta indicada en casos de hipertensión arterial y retención de líquidos. Favorece asímismo la producción de orina, y con ella la eliminación de sustancias  como la urea y el ácido úrico, por eso es recomendable su consumo habitual en casos de gota e hiperuricemia (exceso de ácido úrico en sangre).

Acompañada de una dieta equilibrada, esta hortaliza previene la aparición de cálculos renales al favorecer la producción de orina. Su contenido en fibra y en magnesio puede ayudarte, además, a combatir la falta de tránsito intestinal.

El brócoli es rico en fibra soluble, que actúa controlando los niveles de  colesterol, evitando su absorción en exceso y la producción de colesterol endógena (por nuestro propio cuerpo, en el hígado). Por lo tanto tanto si tienes hipercolesterolemia como si no, hazle un hueco a esta hortaliza u otra de su 'familia' una vez por semana.

Diversos estudios reconocidos mundialmente demuestran la relación entre el consumo habitual de brócoli y la prevención de diversos tipos de cáncer. Es considerado el vegetal  número uno contra diversos tipos de cáncer desgraciadamente habituales hoy en día como el de mama, estómago, páncreas o próstata. Es debido a diversas sustancias antioxidantes como el selenio, la superóxido dismutasa, el betacaroteno o la vitamina C en combinación de nutrientes vegetales con azufre como el sulforafano, el indol o los isotiocianatos.

La sustancia estrella en el brécol es el sulforafano, que protege nuestros pulmones y estómago al ser un antibiótico natural con propiedades antiinflamatorias. De nuevo el sulforafano es el responsable de proteger nuestra salud acabando  con la temida bacteria Helycobacter pylori, causante de la úlcera de estómago, gastritis y ser un factor de riesgo muy importante para el desarrollo del cáncer de estómago. El consumo de una o dos veces por semana de brócoli crudo o al vapor es suficiente para prevenir y luchar contra esta enfermedad.

También cuida tu vista. Dos sustancias del grupo de los carotenoides, la luteína y la Zeaxantina, que también aparecen en la yema de huevo, son las responsables de la prevención de alteraciones en nuestros ojos como la degeneración macular, las cataratas y el daño de la radiación ultravioleta, cada vez más dañina, sobre nuestra vista.

El brécol está especialmente recomendado durante el embarazo para prevenir deficiencias en ácido fólico, necesario para prevenir malformaciones en el feto como la espina bífida.

Así mismo previene un tipo de anemia, la megaloblástica y está indicada en el caso de uso de anticonceptivos orales, que disminuyen la disponibilidad por el organismo de la mujer de folatos.

Es un alimento que debe incluirse en la dieta habitual de los niños como educación nutricional imprescindible para mejorar su calidad de vida y prevenir la anemia de ácido fólico y numerosas enfermedades

Aunque no está del todo demostrado, si padeces hipotiroidismo debes regular el consumo de brécol y consumirlo mejor cocido que en crudo. Las crucíferas contienen compuestos bociógenos, responsables de su ligero sabor picante y de su aroma. Estos elementos tienen la capacidad de bloquear la absorción y utilización del yodo, con lo que frenan la actividad de la glándula tiroides.

Estas sustancias se producen por la acción de una enzima que se libera cuando se machaca o se mastica el brécol crudo, algo que no ocurre con su cocción. Aunque es poco probable que esta sustancia antitiroidea contenida en el brécol llegue a producir bocio, se recomienda como medida de precaución evitar el consumo habitual de las verduras del mismo género (col o repollo, coliflor, coles de Bruselas), en crudo, en caso de hipotiroidismo.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.