FUERON ASESINADOS, SEGÚN LA FISCALÍA MEXICANA

FUERON ASESINADOS, SEGÚN LA FISCALÍA MEXICANA

Solo hay dos trozos de hueso para identificar a los 43 estudiantes de México

El procurador general de México, Jesús Murillo Karam, ha informado de que solo hay dos trozos de hueso que podrían servir para identificar a los 43 'normalistas' desaparecidos el pasado 26 de septiembre en Iguala, de todos los restos mortales hallados en el basurero de Cocula.

Miles de ciudadanos marchan por los 43 jóvenes desaparecidos en Iguala, México
Miles de ciudadanos marchan por los 43 jóvenes desaparecidos en Iguala, México | EFE

El procurador general de México, Jesús Murillo Karam, ha informado de que solo hay dos trozos de hueso que podrían servir para identificar a los 43 'normalistas' (estudiantes de magisterio) desaparecidos el pasado 26 de septiembre en Iguala, de todos los restos mortales hallados en el basurero de Cocula.

Murillo Karam ha explicado que han enseñado los restos mortales al equipo de forenses de la Universidad de Innsbruck (Austria) que se encargará de analizarlos y que los expertos han determinado que solo se podrán utilizar "una rótula y otro pedazo".

"No nos dijeron que sí se podía (identificarlos), nos dijeron que había una posibilidad", ha aclarado el titular del Ministerio Público, en una entrevista concedida este lunes a la cadena mexicana Televisa. Murillo Karam ha explicado que, en el caso de que los forenses austriacos logren recuperar ADN de estos huesos, serán enviados a otro laboratorio en España para ratificar los resultados de las pruebas genéticas.

La Universidad de Innsbruck posee uno de los equipos forenses más reconocidos a nivel internacional por sus trabajos de medicina molecular y, en concreto, sus estudios de ADN mitocondrial, el tipo de análisis que solicitará la Procuraduría General de la República (PGR).

El equipo de forenses está liderado por Parson Walther, que participó en los trabajos de identificación de los cadáveres del zarévich Alexis y de la zarina Anastasia, que fueron hallados en 2007, 90 años después de la matanza de los últimos Romanov.

Los 'normalistas' llegaron a Iguala el 26 de septiembre para recaudar fondos para viajar a la capital mexicana el 2 de octubre con el fin de participar en la conmemoración de otra matanza, la de Tlatelolco. Ese día la esposa del alcalde tenía previsto presentar un informe de su labor al frente del Sistema de Desarrollo Integral para la Familia municipal y, ante el temor de que los estudiantes reventaran el acto, como ya había ocurrido en el pasado, el alcalde ordenó a la Policía actuar contra los 'normalistas'.

Policías de Iguala, apoyados por agentes de Cocula, interceptaron a los jóvenes a la entrada del municipio y abrieron fuego, matando a uno de ellos y dando lugar a un enfrentamiento que se saldó con seis muertos y 25 heridos.

Una vez controlada la situación, detuvieron a los 'normalistas' que no consiguieron huir, les condujeron en varios furgones policiales a los límites entre Iguala y Cocula y se los entregaron a Guerreros Unidos. A partir de ese momento se pierde el rastro de los 43 'normalistas'.

Queda ahora el análisis de las cenizas y de los cadáveres de la veintena de fosas comunes que se han hallado en Iguala y los municipios cercanos.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.