TRAS LOS DISPAROS EN LA FRONTERA

TRAS LOS DISPAROS EN LA FRONTERA

Pyongyang y Seúl llegan a un acuerdo y rebajan la tensión

Corea del Norte y Corea del Sur llegan a un acuerdo y rebajan la tensión generada tras los disparos contra los altavoces colocados por Seúl en el lado sur de la frontera para emitir propaganda contra el régimen de Kim Yong-un.

Kim Jong-un, en una reunión militar
Kim Jong-un, en una reunión militar | EFE

Corea del Norte y Corea del Sur alcanzaron este lunes un acuerdo para poner fin a una tensa crisis militar después de tres días de maratonianas reuniones de alto nivel, anunciaron los negociadores de Seúl.

Según el acuerdo, Pyongyang ha accedido a lamentar su ataque con minas del día 4 que provocó un intercambio de fuego de artillería y prometió hacer esfuerzos para no recurrir a más provocaciones, explicó a los periodistas Kim Kwan-jin, director de la Oficina de Seguridad Nacional de Corea del Sur.

Por su parte, el Gobierno de Seúl acordó apagar a las 12.00 hora local del martes (03.00 GMT) los altavoces que emiten propaganda en la frontera contra el régimen de Kim Jong-un. Corea del Sur comenzó las transmisiones propagandísticas hacia el Norte a principios de este mes por primera vez en 11 años, como represalia por la colocación de las minas terrestres.

El Gobierno de Corea del Norte pidió repetidamente que se pusiera fin a estas transmisiones al considerarlas un insulto a su dignidad. Altos representantes de las dos Coreas llegaron al acuerdo tras negociar desde el pasado sábado de manera prácticamente ininterrumpida en la Aldea de la Tregua de Panmunjom, ubicada en la frontera del paralelo 38.

El principal representante de Seúl en las negociaciones calificó el gesto de Pyongyang de admitir los ataques como "muy significativo", según declaraciones recogidas por la agencia local Yonhap.

Hasta ahora Corea del Norte había negado su implicación en el incidente de las minas y aseguraba que no disparó proyectil alguno, acusando a Seúl de haber inventado los hechos. Desde el pasado jueves, la tensión entre las dos Coreas había alcanzado un alto grado y Pyongyang llegó a calificar la situación "casi estado de guerra".

Las maratonianas sesiones de diálogo 2+2 que permitieron un acuerdo esta madrugada han estado protagonizadas por cuatro de los altos cargos más influyentes de Seúl y Pyongyang. Frente a Kim Kwan-jin, que impuso en 2010 duras sanciones al Norte tras dos ataques militares -entonces como ministro de Defensa- se sentó Hwang Pyong-so, vicemariscal y director del buró político del Ejército Popular de Corea del Norte, considerado "número dos" del Estado comunista.

Por su parte, Hong Yong-pyo y Kim Yang-gon son respectivamente los máximos responsables de las relaciones intercoreanas de Sur y Norte. Norte y Sur permanecen técnicamente enfrentadas desde la Guerra de Corea (1950-53), que finalizó con un armisticio nunca reemplazado por un tratado de paz definitivo.

Como herencia de aquel conflicto, Estados Unidos mantiene 28.500 militares en Corea del Sur y está comprometido a defender a su aliado en caso de producirse un conflicto armado con el régimen del Norte.

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.