YA HAY ONCE DETENIDOS

YA HAY ONCE DETENIDOS

La Policía afgana no encuentra pruebas de que la mujer linchada en Kabul quemara el Corán

La Policía de Afganistán no ha encontrado pruebas de que la mujer de 27 años linchada por una turba en Kabul quemara realmente el Corán. La joven, que moriría tras recibir la paliza, padecía según su familia trastornos psicológicos desde hace 16 años. El presidente afgano ha censurado la actitud de quienes "lanzan juicios personales y eligen a quién castigar".

Lugar donde lincharon a la mujer afgana
Lugar donde lincharon a la mujer afgana | EFE

Al menos once personas han sido detenidas por su supuesta implicación en el linchamiento en Kabul de una joven con problemas mentales acusada de quemar el Corán, informó una fuente policial. La mujer, llamada Farkhonda, de 27 años, murió tras ser brutalmente golpeada por una turba. "Hemos detenido hasta ahora a once personas, incluidos vigilantes del santuario y escritores de talismanes que se cree que confundieron a cientos de viandantes", dijo el jefe del Departamento de investigación criminal de la Policía de Kabul, Farid Afzali. 

La Policía no encontró pruebas de que la joven quemara una copia de libro sagrado musulmán, por lo que "fue un malentendido de la gente y solo se encontraron unos pocos restos diseminados de papeles quemados en un horno metálico", afirmó Afzali. La familia de la víctima aseguró a la Policía que la mujer fue en su día una entendida en religión y completó varios grados de estudios, pero desde hacía 16 años padecía transtornos psicológicos. 

Los vídeos difundidos en redes sociales permiten ver a la multitud, en su mayoría hombres jóvenes, dándole golpes con palos, patadas y tirándole piedras, para después quemar su cuerpo y tirarlo al turbio río Kabul. El suceso ocurrió en una concurrida zona de la ciudad dentro del santuario de Shah-Do-Shamshira, adonde muchas mujeres acuden a rezar y comprar amuletos a los escritores de talismanes. 

Organizaciones civiles condenaron el linchamiento, del que se difundieron numerosa imágenes y vídeos en redes sociales como Facebook y Twitter en los que la víctima asegura que no quemó el Corán, sino solo "papeles sin uso, que estaban tirados". "Está enviada por los americanos, qué vergüenza, estás quemando el Corán", gritaban algunos de los atacantes en los vídeos, que utilizó la Policía para efectuar detenciones. 

"La paliza se prolongó por cerca de 45 minutos en presencia de policías y a solo un kilómetro del Ministerio del Interior y de varias sedes policiales, pero no la salvaron", declaró el activista pro derechos sociales Abdul Wadoud Pedram. Varios grupos creados en Facebook invitan a los internautas a reclamar una investigación por parte del Gobierno, con el eslogan 'Justicia para Farkhonda'. 

Afzali manifestó que los policías presentes hicieron lo que pudieron pero fueron incapaces de evitar el linchamiento por parte de "miles" de personas. El presidente afgano, Ashraf Gani, ordenó una completa investigación del incidente, que calificó en un comunicado de "extrema violencia", y advirtió de que "lanzar juicios personales y elegir a quién castigar está en clara contradicción con la Justicia islámica". 

La conservadora sociedad afgana es muy sensible a los casos de blasfemia y profanación del Corán. Al menos cuatro civiles murieron y cinco resultaron heridos en 2013 después de que hombres no identificados abrieran fuego durante una protesta contra un policía que profanó un Corán en el sur de Afganistán. En febrero de 2012, la supuesta quema de ejemplares del Corán en la importante cárcel de Bagram, cerca de Kabul, desató una ola de violencia en distintos puntos del país en la que murieron una treintena de personas.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.