LA AUDIENCIA NACIONAL ESTIMA SU PETICIÓN

LA AUDIENCIA NACIONAL ESTIMA SU PETICIÓN

Levantan el procesamiento contra el etarra Aitor Elizarán al considerar que no fue jefe de la organización

La Audiencia Nacional ha estimado la petición del etarra Aitor Elizarán, acusado por un delito de lesa humanidad, al contemplar que no se aprecian "indicios racionales de criminalidad" en los informes policiales, que no le mencionan como "componente de la junta directiva etarra". Así, la juez Carmen Lamela ha recordado que los informes no precisan cuál fue la intervención de Elizarán en el asesinato de dos guardias civiles en el año 2009.

La juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela ha estimado la petición del etarra Aitor Elizarán y ha acordado levantar el procesamiento que pesaba sobre él por un delito de lesa humanidad cometido en el asesinato de los guardias civiles Carlos Sáenz de Tejada y Diego Salvá el 30 de julio de 2009 en el cuartel de Palmanova, al entender que los informes policiales no han acreditado que sea un "componente de la junta directiva etarra".

En un auto la magistrada asume "íntegramente" los argumentos de la Fiscalía y asegura que no se aprecian indicios racionales de criminalidad" contra Elizarán en virtud de los informes policiales, que "en ningún momento" le mencionan como "componente de la junta directiva etarra".

"Cuando se hace una depuración de aquellos que han ejercido responsabilidad política en ETA, no se menciona al tantas veces citado Elizarán", señala la instructora, que recuerda que ya cumplió ocho años de cárcel en Francia por pertenencia a organización terrorista, por lo que no se le puede atribuir nuevamente este delito.

La titular del Juzgado Central de Instrucción número 3 esgrime que los informes aportados por las Fuerzas de Seguridad se hace una "mención genérica y no concluyente" de la posible integración de Elizarán en la cúpula de ETA, "no especificando cuáles serían las estrictas y concretas funciones que el mismo habría llevado a cabo para la realización del delito de terrorismo que sirve de base a su procesamiento por lesa humanidad".

Lamela pone de relieve que los informes no precisan cuál fue la intervención del recurrente en los hechos y que la Comisaría General de Información de la Policía Nacional "hace una mención solamente alfabética de Elizarán como presunto integrante del aparato político", sin aportar elementos concretos que fundamenten esta conclusión ni tampoco la de que diera la orden de atentar contra los últimos guardias civiles asesinados por ETA.

La magistrada expone también que la Guardia Civil ha ofrecido una amplia explicación de la dirección etarra en el periodo 2008-2010, en la que "en ningún momento" menciona a Elizarán como dirigente de la organización. Tan solo en un folio se le menciona como miembro del aparato político, aunque sin concretar que tuviera labores de responsabilidad en el mismo.

Por otra parte, Lamela ha rechazado la petición de Consuelo Ordóñez de personarse en la causa al entender que carece de legitimidad para actuar como acusación particular, así como la comparecencia de Elizarán solicitada por los padres de los agentes,  José Antonio Sáez Tejada y Antonio Salvá.

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.