JUICIO A LOS ETARRAS IGOR PORTU Y MARTÍN SARASOLA

JUICIO A LOS ETARRAS IGOR PORTU Y MARTÍN SARASOLA

ETA mantuvo atada y con antifaz a la pareja que secuestró en 2007

Así lo declararon los dueños de la furgoneta con la que ETA planeaba atentar en la costa levantina.

El etarra Igor Portu declara en el juzgado
El etarra Igor Portu declara en el juzgado | EFE

La pareja propietaria de la furgoneta con la que ETA pretendía cometer un atentado en Levante en agosto de 2007 ha declarado hoy en el juicio a los etarras Igor Portu y Mattin Sarasola que varios supuestos miembros de la banda les mantuvieron atados y con un antifaz durante dos días en una casa.

En la primera sesión del juicio de la Audiencia Nacional, en el que la Fiscalía pide 67 años de prisión para los acusados, la pareja ha explicado que fueron secuestrados el 24 de agosto de 2007 junto a su hijo en la localidad francesa de Messanges por cuatro o cinco individuos -que se identificaron como etarras- y trasladados a una casa, donde permanecieron hasta que les liberaron en un pinar. "Parecía que estábamos esperando algo", ha comentado la mujer, cuya pareja ha contado que sus captores tenían una radio y estaban pendientes de las noticias.

El hombre ha indicado que inicialmente confundió a sus captores con "guardias" y que éstos le pidieron las llaves de la furgoneta con la amenaza de matar a su familia si no se las entregaba. Según el escrito provisional del fiscal, los etarras -a quienes acusa de tres delitos de detención ilegal, uno de atentado con estragos terroristas, otro de tenencia de explosivos y otro de robo con intimidación- entregaron la caravana a otras personas que la cargaron de explosivos para cometer un atentado en Levante.

Fue un vecino de la zona de Massia d'En Riera -en el término municipal castellonense de Cuevas de Vinromán- quien alertó a la Guardia Civil de que había una furgoneta amarilla de marca Mercedes en medio de un olivar, según el testimonio de un agente del cuartel más cercano a la zona.

Según el informe pericial, la furgoneta -que fue explosionada por miembros de las Fuerzas de Seguridad- contenía una cantidad de entre 500 y 1.000 kilos de amonal con un potencial explosivo de "alto riesgo". Además de la pena de prisión, el Ministerio Público pide que ambos indemnicen a la mujer con 108.000 euros, al padre con 96.900 euros y al niño con 20.000 euros. Está previsto que el juicio continúe mañana en la Audiencia Nacional.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.