CERCA DE UN MILLÓN DE AVES MUEREN CADA AÑO EN ESPAÑA EN TENDIDOS ELÉCTRICOS

CERCA DE UN MILLÓN DE AVES MUEREN CADA AÑO EN ESPAÑA EN TENDIDOS ELÉCTRICOS

Técnicos españoles diseñan un sistema contra la muerte de aves en tendidos eléctricos

Un grupo de técnicos españoles diseñan un sistema que cubre con silicona los conductores aéreos para así, poder evitar que las aves mueran electrocutadas en tendidos eléctricos. A día de hoy, el proyecto se encuentra en pruebas en zonas como Zaragoza, Salamanca y el Parque Nacional de Doñana (Huelva).

Pájaros volando
Pájaros volando | Internet

Seguro que te interesa

Un grupo de técnicos españoles ha diseñado un sistema para evitar la muerte de aves por electrocución o colisión en los tendidos eléctricos de alta tensión, que ya se encuentra en pruebas en líneas de Zaragoza, Salamanca y el Parque Nacional de Doñana, en Huelva.

Se trata de unos aislantes de silicona que cubren los conductores aéreos para distribución de electricidad, sistemas de conexión a tierra en subestaciones eléctricas o pararrayos, de gran resistencia al ozono y a los rayos ultravioleta.

Este sistema de protección, llamado Avifauna y desarrollado por expertos de la multinacional 3M, ya ha sido homologado por Iberdrola y se encuentra en fase de estudio en otras compañías eléctricas.

Según estimaciones de SEO/BirdLife, cerca de un millón de aves mueren cada año en España en tendidos eléctricos por electrocución y colisión, muchas de ellas de especies protegidas, como el águila imperial ibérica o el águila perdicera.

Para Luis Jiménez, ingeniero de Desarrollo de Aplicaciones de 3M España, "la principal función de la solución Avifauna es proteger a las aves de morir electrocutadas en los tendidos de alta tensión con el menor impacto visual", para lo que los "forros" se han diseñado de un color gris similar al de los tendidos.

Por otro lado, su diseño también facilita su colocación por los los operarios, con un sistema de cierre más sencillo pensado en su compatibilidad con los gruesos guantes aislantes que tienen que utilizar.

"Al estar fabricados con silicona, estos forros son muchos más flexibles, lo que permite una mejor adaptación y facilita su posicionamiento aún en las situaciones más difíciles, y al ser piezas muy ligeras facilitan su manejo y ayudan a no cargar de sobrepeso los tendidos", ha señalado Jiménez.

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.