Puede que lo más sonado y comentado de los Globos de Oro 2019 haya sido el incómodo momento que protagonizaron Rami Malek y Nicole Kidman. Para quien no se haya enterado aún, fue Kidman la encargada de entregar el premio a mejor película dramática a 'Bohemian Rapsody', por lo que todo el equipo, incluido Malek, subió al escenario.

Pero Kidman parecía estar demasiado entretenida, o despistada, porque ni se enteró de que Malek estaba intentando saludarla en todo momento. Lo que parecía un grosero gesto se convirtió en un malentendido cuando Malek hizo las primeras declaraciones al respecto.

Ahora ha sido la actriz quien ha hablado sobre el embarazoso momento en una entrevista con Entertainment Tonight. Kidman ha puntualizado en que en ese instante estaba "mortificada" y que ambos estaban "un poco aturdidos". De hecho, los dos se han reído juntos sobre el tema, y la actriz ha dejado claro lo bien que se llevan: "Somos muy buenos amigos, simplemente no sentí su mano en mi espalda. [...] Amo a ese hombre".