Continúan las tormentas de verano que durante la jornada se esperarán en regiones del sudeste de Andalucía. Podrán llegar a acumular más de 30 litros por metro cuadrado en cortos periodos de tiempo.

La evolución de las tormentas, debido al calor, el aíre frío se concentra en un embolsamiento que reposa en altura, lo que hace que sean más virulentas a partir del mediodía.

El resto de la jornada estará marcada por cielos bastante despejados que harán que las temperaturas máximas suban de forma significativa en toda la mitad norte peninsular.

El tiempo estará marcado por nubosidad de tipo bajo que dejará los cielos bastante cubiertos en regiones del cantábrico más oriental y vertiente del Pirineo. Debido a esa estabilidad, las nubes bajas se anclarán en zonas de la Comunidad valenciana y en serranías del sudeste.