Noviembre se despide con temperaturas suaves que irán a la baja el domingo hasta dejar heladas en numerosos puntos, que serán generalizadas a partir del martes en la meseta norte.

Además, una Depresión Aislada en Niveles Altos (DANA) dejará lluvias en levante, pero no serán torrenciales. Durante el fin de semana lloverá en el noroeste, aunque el ambiente será templado.

El domingo bajarán bastante las temperaturas, para dar paso a una semana de más frío, más propia del invierno que de esta época del año.

Se producirán lluvias fuertes en el Cantábrico, y también en las regiones mediterráneas, éstas por una DANA, pero sin llegar a ser torrenciales como las que en los últimos episodios de este tipo.

No habrá heladas en puntos como el interior de la Comunidad Valenciana, donde el termómetro se acercará a máximas de 25 grados, y en Cantabria y País Vasco a los 20.

Sí que hará más frío en el norte de Castilla y León, donde las máximas no llegarán a los 10 grados, aunque en general, el sábado será templado para la época en toda España aunque el domingo habrá un descenso notable de las temperaturas.