Las temperaturas bajarán en las próximas horas hasta 10 grados en el centro y norte de la península por la llegada de un frente poco activo que penetrará por Galicia y que traerá lluvias a toda la cornisa cantábrica, a Navarra y a los Pirineos.

En el centro de la península y en Castilla y León los termómetros bajarán el miércoles entre 8 y 10 grados. No obstante, según las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), el jueves volverán a subir las temperaturas y se recuperarán los grados perdidos. La jornada de este martes seguirá marcada por el calor, con cielos despejados en casi todas las provincias y altas temperaturas, por encima de los 35 grados en gran parte de la península, mientras que en la cuenca del Ebro se podrán alcanzar hasta 40ºC.

El miércoles, la llegada del frente atlántico refrescará todo el tercio norte y traerá precipitaciones a Galicia y a la cornisa cantábrica, en forma de chubascos, mientras que en País Vasco, Navarra, Aragón y la zona de los Pirineos se prevén tormentas, que también podrían llegar a Cataluña y al norte de la Comunidad Valenciana. Así, por ejemplo, el miércoles Madrid se quedará en 30 grados, mientras que en Andalucía y Murcia seguirá el calor e incluso repuntarán las temperaturas.

Pero el jueves, tras pasar el frente, volverá el calor, salvo en Galicia y todo el norte peninsular, donde seguirán las lluvias, que en algunos lugares serán en forma de tormenta.

En el interior del País Vasco, el termómetro alcanzará los 35 grados, pero el bochorno más intenso se registrará en Andalucía y en la zona mediterránea, en donde llegarán a los 40 grados, y también en el archipiélago balear, en donde durante toda la semana no bajarán de los 35 grados. Por lo que se refiere al próximo fin de semana, según las primeras previsiones adelantadas por la Aemet lo más probable es que entre otro frente el viernes que traerá lluvias al norte.