Publicidad

Antena 3 » Programas » Cocina abierta de Karlos Arguiñano » Recetas de Cocina » Postres

Con Joseba Arguiñano

¡A nadie le amarga un dulce!: receta de berlinas

El hijo de Karlos Arguiñano ha elaborado unas deliciosas berlinas rellenas de crema ¡para chuparse los dedos!

Ingredientes, para 12 unidades

Harina para espolvorear

Aceite de girasol

Azúcar

Hojas de menta

Para rellenar:

Crema pastelera

Crema de caramelo

Crema de chocolate

Crema de té matcha

Para la esponja:

125 g de harina fuerte

12 g de levadura fresca

75 ml de agua

Para la masa:

175 g de harina fuerte

65 g de mantequilla

40 g de azúcar

3 g de sal

2 yemas de huevo

1 huevo

ralladura de limón

Elaboración

Para hacer la esponja, pon en un bol la harina, desmenuza la levadura encima, agrega el agua, mezcla y deja que repose durante 20 minutos. Pasa la mezcla a la encimera, y amásala a mano durante 5 minutos. Ponla en un bol, tápala con film de cocina y deja que fermente a temperatura ambiente hasta que doble su volumen (2 horas aproximadamente). Si la dejas de un día para otro, lo mejor será introducirla en el frigorífico.

Para hacer la masa, pon en otro bol la harina, la sal, el azúcar, las yemas, el huevo y un poco de ralladura de limón. Mezcla, incorpora la esponja y amasa bien hasta que los ingredientes queden bien integrados. Tapa la masa con film de cocina y déjala fermentar durante 30-60 minutos.

Pasa la masa a la encimera, espolvoréala con un poco de harina, incorpora la mantequilla a punto de pomada y amasa hasta que quede bien integrada. Ponla de nuevo en el bol, tápala con film de cocina y deja que fermente hasta que doble su volumen (2-3 horas a temperatura ambiente).

Extiende un trozo grande de papel de horno sobre la encimera. Aplasta la masa un poco (para eliminarle parte del aire), divídela en 12 porciones pequeñas (de 30 g aprox.), redondéalas (boléalas), colócalas sobre el papel de horno y déjalas fermentar durante 1 hora y media.

Calienta abundante aceite en una cazuela o sartén (a 160º), añade las bolas y fríelas suavemente. Cuando dejen de burbujear es el momento de darles la vuelta y freírlas por el otro lado. Antes de retirarlas dales la vuelta de nuevo para que cojan un poco de aceite por el otro lado (si no haces esto, el azúcar no se quedaría pegado).

Retira y escúrrelas muy brevemente (justo que toquen el papel) sobre una fuente cubierta con papel absorbente de cocina. Pásalas por el azúcar y deja que se enfríen. Rellénalas con las cremas, sirve y adorna con unas hojas de menta.

Consejo

Antes de coger las bolitas con la espátula e introducirlas en el aceite es conveniente calentar la espátula en el aceite. De esta manera evitarás que se queden pegadas a la espátula.