Señala Lozano que el hecho de que su nombre no aparezca en la portada del libro es la fórmula habitual en este tipo de ejemplares coescritos."No es una cuestión de honestidad, es la fórmula habitual, lo mismo que hizo Aznar con José María Marco. Normalmente los políticos no son escritores, ni si quiera Alfonso Guerra es escritor", apunta.

Pone de manifiesto que "el autor del libro es el presidente porque en él se plasman su experiencia, su análisis y sus ideas políticas". "Es su voz y no la mía la que está en el libro. He cogido las horas de conversaciones que hemos pasado juntos para darles forma de redacción escrita", apuntaba.

Considera que "es importante que la gente lea al presiente porque tiene convicciones muy sólidas y ha tenido dificultades para trasladar su mensaje".

Como secretaria de Estado de España Global Lozano está al corriente de la percepción en el extranjeros de los asuntos nacionales. Sobre el conflicto catalán considera que "no se entiende bien". "En países como Gran Bretaña existe una comprensión deficiente de lo que ocurrió". Cree que la causa de esta incomprensión está en que "el Estado no explicó bien las cosas cuando los independentistas empezaron a difundir su historia desde 2012".

"En la UE no saben que la sociedad catalana está partida por la mitad"

Apunta que en el mundo anglosajón no existe una constitución escrita formalmente. "El argumento de que el referéndum lo prohíbe la Constitucion allí no tiene fuerza", destaca. "No saben que la sociedad catalán está dividida por la mitad. La opinión pública europea cree que hay más gente favorable a la independencia que la que hay en realidad", sostiene.