Defiende que cada ciudad tiene una personalidad y una forma de ser. "Conviene entender cómo son en cada territorio", destaca. Asegura que cuando abordó el proyecto político sentía que había que hacer algo distinto en la ciudad con calidad de vida y ciudades habitables.

Se vanagloria de ser el primer ayuntamiento de Europa que se puso en deuda cero. Pide unas finanzas muy saneadas y asegura que en Vigo tienen los impuestos más bajos de Galicia y seguramente de España. "Somos los primeros pagadores de España a los proveedores", señalaba.

Es conocido por sus apariciones mediáticas como la presentación del alumbrado de Navidad o sus bailes públicos. Se define como popular pero no le gusta que le llamen populista porque cree que "es algo peyorativo". "En Vigo vaya donde vaya la gente aplaude. Hay 5.000 personas allí porque tengo el 70% del voto de una ciudad de 300.000 habitantes", señala. "Me presto a todo, bailo porque es una forma de diversión pero soy mucho mejor alcalde que bailarín", bromea.

Sobre los pactos regionales, cree que cada Comunidad tiene que mirar el interés de sus ciudadanos y no estar pendientes de cómo se conforma el mapa en España. Considera además que el problema de romper el bipartidismo es que el resto de formaciones dice de forma sistemática que no. "Si todos ponen líneas rojas y no se mueven no puede haber un sistema multipartidario", destacaba.

Para Abel Caballero hay dos opciones de Gobierno: O gobierna Pedro Sánchez o no hay Gobierno. Considera que Albert Rivera "no ha quedado en muy buen lugar" después de que le desmintieran desde El Eliseo. "Esto muestra que algunas opiniones políticas son livianas, el presidente del Eliseo no puede dejar que alguien le utilice para avalar su posición tolerante con la extrema derecha", destacaba.