Precisamente una de las claves para resolver el crimen pueden ser los perros de Miriam Vallejo. Los investigadores creen que el asesino conocía a la víctima porque los perros no la defendieron. Además ahora se descarta que el crimen lo haya cometido una mujer.

Los agentes creen que el asesino sería un varón desconocido en el entorno de la joven. Claves que han sido extraídas del terminal de Miriam, que apareció días después del crimen.