Publicidad

Antena 3 » Programas » Espejo Público » Noticias

Mujeres en el Espejo

Cristina Gutiérrez: "El volante es de todos, no es ni masculino ni femenino"

La primera española que ganó una etapa del París Dakar también es dentista. Es una campeona del motor. Con 25 años fue la primera española en correr el rally más exigente del mundo. Y en la última edición consiguió, por primera vez, imponerse en una etapa.

Cristina Gutiérrez, 29 años, hace compatible su trabajo de ortodoncista con el volante en su máximo nivel. A los 4 años se subió a una moto y a los 7 cambió a las 4 ruedas. Su película favorita es Interestellar, la canción que suena, mientras se presenta es God girls don't like de Ruth Lorenzo, le apasiona la obra de Velázquez y el personaje que le ha inspirado siempre ha sido Rafael Nadal. Si tiene que elegir entre motos y coches, no duda: los coches... Para su entrevista nos lleva a un Karting, donde todo empezó.

Respuesta.- Os he traído aquí porque han sido mis inicios desde que empecé prácticamente a conducir, por eso os he traído aquí, a mi infancia.

Pregunta.- ¿Cómo se te ocurre algo tan peligroso tan pequeña?

R.- Era algo que mi padre me había trasmitido desde muy pequeña, porque él es un gran aficionado del mundo del motor y yo lo empapé desde muy pequeñita. Y ha sido siempre mi pasión también.

P.- ¿Pero te pasas pronto de las motos a los coches?

R.- Fue una cuestión de mi madre, quizás tenía menos miedo a que condujera algo de 4 ruedas.

P.- Te tienes que haber visto muchas veces sola entre hombres...

R.- Cuando empecé a competir no había prácticamente mujeres. De hecho la primera carrera que iba a hacer me dio vergüenza y no fui.

P.- Y ahora ya no te da vergüenza, supongo, ponerte al volante...

R.- No no, ahora es un lujo. Si que es verdad que a veces cuesta darse a conocer y que te vean. Entonces creo que con todo el trabajo que se está haciendo de la mujer y el motor, se están dando grandes pasos

P.- ¿Con qué edad te vas al Dakar?

R.- Tenía 25 años en ese momento. Pero llevaba ya compitiendo desde los 18. En 2017 fui la primera española en terminar el Rally Dakar y es este último año que he sido la primera española en haber ganado una etapa del Rally Dakar

P.- ¿Cómo te sientes cuando ganas esa primera etapa?

R.- De momento es un poco de shock, porque yo este tipo de cosas las digiero con el tiempo

P.- ¿Cómo es un día para prepararte, porque es muy sacrificado, verdad?

​​R.- Hay que organizarlo muy bien, entreno físicamente y también me preparo mentalmente que es muy importante en mi disciplina. Y luego la parte de trabajo pues hay que organizar bien los pacientes. Ahora mismo trabajo una semana al mes, pero si que es verdad que ha sido complicado en algunos momentos.

P.- El mundo del motor es un mundo habitualmente protagonizado por hombres. Te has encontrado problemas con compañeros?

R.- Es verdad que hay comentarios como "¿cómo es posible que hagas esos tiempos?, tiene que ser un error", pues esas cosas si que las he escuchado, pero no son generalizadas. Son casos puntuales y se acaba ahí.

P.- ¿Y cómo ves el futuro en el mundo del volante?

R.- Yo creo que se han unido varios astros que van a hacer que crezca como piloto este año más que en mi vida y sobre todo llegar a poder dedicarme exclusivamente a ser piloto.

P.- Más o menos ¿sabes cuántos kilómetros has hecho?

R.- Pues lo tenía calculado hace un año, pero no te sabría decir, pero muchos. Probablemente le he dado media vuelta al mundo, seguro.

P.- ¿El volantes es masculino o femenino?

R.- Se ríe. Es de todo. Yo creo que hay que tener igualdad en todo.

Sin perder la sonrisa, Cristina nos cuenta que ve que la mujer va creciendo. "Veo que cada vez somos más en todos los ámbitos, en puestos altos, en directivos, en el mundo del motor. En diferentes sectores estamos al más alto nivel y creo que si nos dejasen más oportunidades, seríamos todavía más. Yo creo que es cuestión de tiempo y también de educación porque cuanta mejor educación tengamos en nuestro niños, ellos también lo verán de otra forma y tendremos más puertas para entrar. Yo animaría a todas las mujeres a que si tienen un sueño, aunque no sea en el mundo del motor, que lo sigan siempre porque al final es importante creer en uno mismo y luchar por ello".