Publicidad

Camuflaje oleaginoso

Marron deja a Elizabeth Moss con la boca abierta haciendo desaparecer objetos en 'El Hormiguero 3.0'

Debido a que el índice de refracción del aceite vegetal y del vidrio de borosilicato es similar, la luz no se desvía y se consigue que los objetos parezcan invisibles.

PYREX EN ACEITE

La refracción es el cambio de dirección que experimenta una onda (la luz es una onda electromagnética) cuando pasa de un medio a otro. Solo se produce si la onda incide oblicuamente sobre la superficie de separación de los dos medios y si estos tienen índices de refracción distintos (es decir, la luz viaja a diferente velocidad en esos medios).

Cuando colocamos un objeto de vidrio dentro de un vaso lleno de agua, podemos observar sus bordes porque el índice de refracción del agua es distinto al del vidrio.

Sin embargo, en este experimento combinaremos aceite vegetal e instrumentos de química fabricados en vidrio de borosilicato (comúnmente conocido como Pyrex, uno de sus nombres comerciales) que tienen índices de refracción muy parecidos, por lo que resultan invisibles cuando se encuentran sumergidos en aceite.

Vidrio de borosilicato

Fue desarrollado por primera vez por el vidriero alemán Otto Schott a finales del siglo XIX y vendido bajo el nombre de “Duran” en 1893. Después, cuando Corning Glass Works desarrolló Pyrex en 1915, éste se convirtió en un sinónimo de vidrio borosilicatado en el mundo de habla inglesa.

Además del silicio, el carbonato de sodio y el carbonato de calcio usado tradicionalmente en la fabricación de vidrio, el boro es usado en la manufactura de este vidrio. Normalmente su composición es: 70% sílice, 10% óxido bórico, 8% óxido de sodio, 8% óxido de potasio. 1% óxido de calcio y 2% óxido de aluminio.

Aunque es más difícil de hacer que el vidrio tradicional, es económico producirlo por su durabilidad y su resistencia calórica y química. Encuentra un excelente uso en el equipamiento de laboratorios, en la cocina, decoración, iluminación, bases para impresoras 3Ds,...

Desde el punto de vista óptico, los vidrios borosilicatados son vidrios con índices de refracción relativamente bajos (1.51–1.54 en el rango visible).

Disfruta del programa al completo en ATRESplayer.