BETTY VE TELENOVELAS

Asya, Ilgaz o Melisa: Repasamos los 5 personajes que más hemos amado en 2022

2022 ha sido un año en el que hemos conocido y despedido a una buena cantidad de personajes y algunos se han ganado el cariño de la audiencia. Ha llegado el momento de recordarles con el reconocimiento que se merecen. ¡Y pronto no te pierdas el de los más odiados también!

Publicidad

La fidelidad a Asya

Si hay un personaje al que la audiencia le ha sido absolutamente fiel en su cariño, esa es Asya, el personaje que interpretó Cansu Dere en 'Infiel'. Desde el mismo día en que la conocimos, le hicimos un hueco en nuestro corazón.

Al principio, nos solidarizamos con su rabia por haber sido engañada por su marido y traicionada por sus amigos. Mientras ella seguía las pistas que iba encontrando (una barra de labios, un pelo rubio…) no queriendo creer lo que probaban, nosotros le gritábamos desde el otro lado de la pantalla que no se dejase avasallar y que pusiese punto y final a un matrimonio que era una mentira.

Pero Asya logró sorprendernos. En solo un capítulo dejó de ser la pobre Asya que sufría por la infidelidad de Volkan para ser una mujer que se recompone y devuelve el golpe en el momento justo. Con Asya aprendimos que no hay nada mejor que una cena ‘familiar’ para abrir el cajón de los trapos sucios.

Es cierto que hubo momentos en que nuestra relación con Asya atravesó alguna ligera crisis. No nos gustó su estratagema para quedarse con la custodia de Ali. Básicamente porque no necesitaba recurrir a ese juego sucio más propio de Volkan que de ella.

Y también dudamos sobre la idoneidad de renunciar a la felicidad con Aras para vengarse de todos cuantos se entrometieron en su vida. Si hubiera sido por nosotros, se hubiera subido mucho antes a ese avión rumbo a Londres, pero Asya no es mujer de hacer lo que digan los demás, sino que actuaba en función de lo que le dictaban su corazón y su conciencia.

Además, si somos sinceros, nuestro cariño por Asya no puede llamarnos a engaño. Como espectadores disfrutamos de todos y cada uno de los planes que llevó a cabo para poner a cada quien en su sitio

Porque Asya no solo fue un ejemplo sobre cómo reinventarse tras desmoronarse su vida, sino que también fue un personaje absolutamente fascinante.

Ilgaz, el nuevo amor

A la vez que nos despedíamos con melancolía de Asya, fuimos conociendo al que es uno de nuestros grandes amores actuales: el fiscal Ilgaz Kaya (Kaan Urgancıoğlu), el protagonista de 'Secretos de familia'.

¿Qué nos gusta de Ilgaz? Pues a estas alturas podríamos decir que casi todo. Es un hombre honrado, íntegro, honesto, buen profesional… Hasta el punto de ser capaz de anteponer su deber judicial a su amor familiar.

Eso sí, igual que es incapaz de ocultar el delito cometido por su hermano en materia de estupefacientes, también es capaz de mover cielo y tierra con tal de demostrar su inocencia. Incluso ha tenido el valor de contratar a una abogada que está en las antípodas de su deontología profesional porque era consciente de que Çinar necesitaba todas las armas posibles para librarse de la acusación.

Y es precisamente en su relación con las mujeres donde curiosamente Ilgaz aún nos tiene que convencer. Por mucho que lo queramos, es difícil justificar que haya roto vía llamada telefónica una relación de tres años en la que, por lo que sabemos, estaban casi a punto de casarse. Y, sobre todo, esperamos con ansias que dé ya un paso al frente en su relación con Ceylin.

Ambos dicen que son incompatibles como pareja, pero han sido el mejor equipo legal posible para Çinar y, además, las pocas veces que hemos visto sonreír a ambos personajes o bien cuando están juntos o bien cuando están hablando el uno del otro.

Así que, aunque Ilgaz ocupe ya un lugar destacado en el corazón de la audiencia, confiamos en que nuestra relación con él vaya a más y que traje de frío e implacable hombre de ley deje alguna grieta por la que se escape el hombre dulce y cariñoso que intuimos que es.

Gülben, un amor inesperado

Ha habido relaciones que, sin embargo, nos ha costado más establecer. Es lo que nos sucedió con la familia Derenoglu. Como dice una canción de Luis Miguel, nos hizo falta tiempo para conocer, comprender y amar a los complejos protagonistas de 'Inocentes'; pero cuando los conocimos y los comprendimos, creamos con ellos un vínculo indestructible.

Y de todos ellos, sin duda, Gülben (Merve Dizdar) permanecerá siempre en nuestro corazón porque fue un personaje que fue de menos a más, que pasó de ser la sombra de sus hermanos a la luz que guio su camino hacia la recuperación.

Casi desde el principio quisimos abrazar a Gülben. Nos enternecía cuando veíamos sus manos crispadas agarrándose la falda porque era la señal que nos indicaba que llegaba una de sus crisis. Nos enternecía la devoción que sentía por Safiye hasta el punto de compartir prácticamente todas y cada una de sus obsesiones sin cuestionarlas ni una sola vez. Nos enternecía la fuerza con la que se agarraba al brazo de su hermano cada vez que necesitaba que acudiese en su ayuda. Nos enternecía cómo intentaba ‘salvar’ a Neriman de los fantasmas familiares. Nos enternecía su amor casi imposible por Esat.

Pero, sobre todo, nos enternecían sus lágrimas porque prácticamente no hubo un capítulo en el que Gülben no llorase amargamente. Porque si Han era el cerebro de la familia y Safiye la columna vertebral, Gülben era el corazón de los Derenoglu. Y esa emotividad la hacía sufrir por todo y por todos. Y, sobre todo, hacía que nosotros sufriéramos con ella y que suplicáramos un poco de felicidad para ella.

Eso sí, pese a que todos la consideraban la más débil por su inocencia e infantilismo, Gülben resultó ser la más valiente. Quería a Esat y luchó no solo por conseguir su amor, sino, sobre todo, por poder vivir ese amor con normalidad.

Si Safiye nos hizo gritar de emoción cuando consiguió pisar la calle por primera vez en años, Gülben consiguió nuestro aplauso cuando pudo tomarse un té en una cafetería, cuando pudo irse a vivir a otra casa, cuando pudo entrar en un hospital, cuando pudo compartir su cocina…

Y, obviamente, nunca podremos dejar de agradecerle su prodigiosa imaginación. Gülben se refugiaba en las novelas románticas, pero ya les gustaría a María y Carlos vivir alguna de las fantasías que soñó Gülben.

La dulzura de Melisa

Otro personaje que nos ha cautivado con su inocencia es Melisa (Damlasu İkizoğlu), la princesa Atakul enamorada del casi mendigo Kadir, el mayor de los 'Hermanos' Eren.

Melisa se ganó nuestro cariño cuando no dudó en tender su mano y abrir su corazón a los Eren sin importarle ni su estatus social ni su residencia en un gallinero. Y, aunque tenía un objetivo oculto, justo es reconocer la sinceridad de sus sentimientos hacia los hermanos. Al mismo tiempo también admiramos su valor cuando no dudó en confesar sus sentimientos a Kadir. Y hasta nos enternece esa ingenuidad que la hace vivir en una particular burbuja de cristal que le impide ver lo poco idóneo que es regalar un obsequio carísimo a alguien que se deja la salud por conseguir un puñado de liras.

Incluso somos capaces de comprender sus celos, dudas y miedos ante la permanencia de Cemile en el gallinero. Por más que Kadir diga que solo la considera como una hermana más, visto desde fuera la impresión es otra así que ¿quién puede culpar a Melisa por sentirse ‘alejada’ del chico que quiere?

La perfección de Onur

En cuanto a los roles masculinos, además del fiscal Ilgaz, si hay uno que se ha ganado nuestro corazón ese es Onur, el personaje que interpreta Ümit Ibahim Kantarcilar en 'Alas rotas'. En una serie donde todos los personajes parecen competir a la hora de actuar de la forma más absurda posible, Onur es el único que mantiene una cierta coherencia.

Se enamoró desde el primer momento de Zeynep y desde ese instante no ha cejado en el empeño de conseguir tener una relación lo más normal posible con ella. Es cierto que ella se veía condicionada por las mentiras de su madre, pero incluso cuando se destapó todo el entramado familiar, Onur reaccionó con más dolor y decepción que rabia y resentimiento. Es más, no dudó ni un segundo en dejar a un lado el engaño y acudir raudo y veloz en su ayuda cuando ella más lo necesitaba.

Ahora la pareja se enfrenta a un nuevo reto: la orquestada venganza de Ahmet. Zeynep está al borde de un ataque de nervios con la aparición de Kartal y esa angustia constante en la que vive puede pasarle factura a su relación con Onur. Él, hasta ahora, la comprende y la ayuda. Es más, está en permanente campaña para librarse de él en la empresa. Pero ¿será capaz de mantener la paciencia? ¿Logrará Kartal lo que no pudo conseguir Ahmet?

Pero, además de como enamorado ideal, Onur también nos ha cautivado, al igual que Melisa, por su capacidad para ver y sentir más allá de las clases sociales. Supo ver que los hijos de Nefise no son la pandilla de delincuentes que creía Muzaffer y no ha dudado en ejercer de hermano mayor cuando era necesaria su ayuda. Es más, ahora se ha convertido en el mejor consejero de su hermano a la hora de intentar reconquistar a Nefise.

Hay muchos otros personajes que han calado en nuestro corazón a lo largo de este año: la omnipresente Cavidan de 'Infiel', el protector Kadir de 'Hermanos', la dulce Inci de ‘Inocentes’, la empoderada Cemile de 'Mar de amores', la dulce Melek de 'La hija del embajador', el casi perfecto Cihan de 'Paramparça'… Y, sin duda, en 2023 descubriremos nuevos amores que, por supuesto, encontrarán acomodo en nuestro corazón al lado de todos los que nos cautivaron a lo largo de 2022.

ObjetivoTV » Series

Publicidad