NÚMERO DE SERIE

NÚMERO DE SERIE

Series británicas imprescindibles (segunda parte)

Si en la primera parte hablamos de algunas de las ficciones inglesas que triunfan en la actualidad, en este ránking destacaremos esas series británicas imprescindibles que, aunque ya finalizaron, no nos importaría que regresaran a la parrilla.

The IT Crowd
The IT Crowd | Agencias

'The IT Crowd' ('Los informáticos') (2006-2013)

La premisa es sencilla: el día a día de tres informáticos (o algo parecido) que se soportan en un minúsculo y descuidado sótano. El punto fuerte de esta comedia de cuatro temporadas (pero con tan solo 24 episodios), galardonada con tres BAFTA, son los gags relacionados con sus estereotipados personajes. El informático vago, que devora pizza y cómics a partes iguales; el nerd superlativo, que deja por los suelos por su frikismo al mismísimo Sheldon de 'The Big Bang Theory', y la nueva técnico, una mentirosa compulsiva, pues no tiene idea de ordenadores. Daríamos lo que fuera porque volviese.

Misfits | Agencias

'Misfits' (2009-2013)

La británica 'Misfits' le ganó la partida a la mismísima 'Héroes' (2006-2010), no sólo por los surrealistas poderes de sus protagonistas -unos delincuentes de poca monta convertidos en superhéroes o villanos tras una insólita tormenta–, si no porque jugó de forma magistral con realidades alternativas y situaciones tan explícitas y oscuras como rematadamente ingeniosas. Varios de sus actores se hicieron muy populares posteriormente, como Antonia Thomas ('Lovesick', 'The Good Doctor'), Iwan Rheon ('Juego de Tronos') o Joseph Gilgun ('Preacher'). Se llevó tres BAFTA.

'Extras' (2005-2007)

A Ricky Gervais le debemos al genuino David Brent de 'The Office' (2001-2003), pero ojo con su Andy Millman de Extras, serie injustamente relegada a un segundo plano y de la que, menos mal, no se han atrevido a hacer remake. En ella, el inglés, que da vida a un mediocre y desvergonzado extra con bastantes ínfulas, se atreve a criticar los entresijos de los rodajes, aireando los supuestos trapos sucios de muchos actores (Kate Winslet, Samuel L. Jackson,Ben Stiller…) que se interpretan a sí mismos en delirantes cameos (y que dan título a cada uno de los episodios). Tras dos temporadas (12 episodios) y un Globo de Oro, se remató con un apoteósico especial navideño.

'Spaced' (1999-2001)

Antes de que Simon Pegg y Edgar Wright recibieran todos los elogios posibles por su trilogía del Cornetto (iniciada con 'Zombies Party'), el tándem ya se había sacado de la manga esta atípica y ocurrente 'rom com' que contenía todos los elementos para convertirse en serie de culto. Un dibujante de cómics y una periodista sin trabajo se hacen pasar por pareja para alquilar un piso. La tensión sexual entre ambos desconocidos se mezcla de forma reiterada con sus opiniones opuestas para casi todo. En medio de la fiebre que vivimos con los revivals, no estaría de más que Simon Pegg y Jessica Hynes nos contarán qué pasó con Tim y Daisy, más allá del final descrito en los extras del DVD.

Dead Set | Agencias

'Dead Set' (2008)

Es cierto que la temática parecía tener carrete solamente para los cinco episodios que duró, pero mira las ocho temporadas que lleva ya 'The Walking Dead' (2010-): de los muertos vivientes televisivos puede que no nos cansemos nunca. El creador de la futura 'Black Mirror', Charlie Brooker, se dio a conocer con esta inteligente y perversa mirada a 'Gran Hermano', y una enloquecedora propuesta: ¿y si los concursantes del reality más famoso de Reino Unido fueran los únicos supervivientes de un apocalipsis zombie? Brooker ya ponía en entredicho así el poder de los medios de comunicación. Si ya la viste en su estreno, recupérala porque un, por entonces, desconocido Riz Ahmed ('The Night Of') sale en ella.

'Cucumber' (2015)

Lo tenía todo para perdurar, pero esta indispensable comedia negra ambientada en Manchester sólo aguantó ocho episodios, algo realmente lamentable. 'Cucumber' cuenta algo que parecía relegado a series sobre y para homosexuales, al estilo 'Queer as Folk' (el creador, Russell T. Davies es el mismo). Sin embargo, su ácida (y explícita) mirada sobre la desastrosa convivencia de una pareja homosexual de mediana edad atrapa gracias a sus potentes personajes (enorme Vincent Franklin visto luego en la maravillosa Jonathan Strange & Mr. Norrell) y a un twist lleno de suspense que convierte el drama en un thriller de alto voltaje. A la estela de 'Cucumber', Channel 4 emitió en paralelo la más juvenil Banana y el documental Tofu.

Seguro que te interesa

@Yonomeaburro | Madrid | 16/02/2018

Los mas vistos

Mariló García

¿Contra el aburrimiento?: una buena serie. Y para que no te líen, aquí encontrarás las mejores producciones, aquéllas que hacen historia de la televisión, con noticias, curiosidades y reviews. No cambies de canal en Número en Serie.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.