La relación de Rachel Green (Jennifer Anniston) y Ross Geller (David Schwimmer) nos enseñó que en el amor también se sufre, se perdona y, sobre todo, que nunca es demasiado tarde. Y si no, que levante la mano el que no haya sufrido en sus carnes la tensión del último capítulo de la serie, cuando Ross emprende una trepidante carrera al aeropuerto para detener a Rachel, que había decidido mudarse a París. Ante la negativa de Rachel, Ross vuelve desolado a casa y encuentra en su contestador un mensaje de Rachel, que inesperadamente aparece en la puerta y le anuncia "me bajé del avión". Ambos se funden en un abrazo que enloquece al público y se besan, prometiendo comenzar a partir de ahí una relación estable y duradera.

El romance de la pareja fue uno de los puntos fuertes de la comedia. De hecho, uno de los momentos más emotivos de la serie fue cuando asistimos al nacimiento de la hija de ambos, Emma, que resultó producto de una noche de vino y amor cuando la pareja estaba separada.

El papel de Emma fue interpretado por las gemelas Noelle y Cali Sheldon, una práctica habitual en Hollywood por las horas de trabajo que fija la legislación estadounidense en cuanto a trabajos infantiles.

Ahora, las hermanas Sheldon tienen 14 años y, aunque las hemos podido ver en proyectos como 'Maxwell' y Agorable', suelen ser reconocidas como las hijas de Rachel y Ross.

"Todos siempre fueron muy buenos con Noelle y Cali, las trataban como princesas. Como había audiencia en el set de grabación, ellas salían saludando a todos, era divertido", comentó su madre acerca de la experiencia de las niñas en la grabación de 'Friends'.

Las gemelas Noelle y Cali Sheldon | Agencias