A LAS 16:45 HORAS EN NOVA

A LAS 16:45 HORAS EN NOVA

Vuelve 'Yo soy Betty, la fea': Todo lo que necesitas saber para volver a disfrutar de una telenovela histórica

Han pasado casi veinte años desde que Beatriz Aurora Pinzón Solano apareció en las pantallas de televisión convirtiéndose en una telenovela histórica tanto por el número de países en los que se emitió como por los datos de audiencia que registró. Sin embargo, hay otro factor que la convierte en histórica. Los espectadores la seguimos recordando. Sigue encabezando las listas de telenovelas favoritas de muchos y hasta los más críticos con el género sucumbieron ante el fenómeno de 'Yo soy Betty, la fea'. A partir de este lunes podrás volver a verla a las 16:45 horas en Nova.

Betty M. Martínez
 Madrid | 08/04/2019

Seguro que te interesa

Betty, secretaria altamente cualificada

'Yo soy Betty, la fea' | RCN Televisión

La primera clave del éxito de la historia de 'Yo soy Betty, la fea' es, evidentemente, Betty y el gran trabajo realizado por Ana María Orozco porque Betty no sólo es el resultado de un gran trabajo de caracterización para convertir a la atractiva actriz colombiana en un auténtico patito feo, sino también de un gran esfuerzo interpretativo.

Porque no es sólo que Betty no haya pisado una peluquería en años, ni que ignore las tendencias de moda, ni que en su bolso no lleve un cargamento de pintalabios, rímel, sombra de ojos, base de maquillaje, etc. Ana María Orozco también consigue darle ese aire torpe que la hace tropezarse casi a cada paso y consigue un timbre de voz que transmite todas y cada una de las emociones de Betty.

Pero, al margen de lo que es evidente, el gran encanto de Betty es que es muy consciente de que juega con desventaja, de que su aspecto es un gran hándicap para ella. Tiene un currículum que le permitiría acceder a cualquier cargo directivo de cualquier multinacional, pero con su título de Economía, su tesis laureada y su posgrado en finanzas, aspira a un puesto de secretaria. Y, además, se lleva la alegría de su vida cuando lo consigue. ¿Por qué? Porque tiene un problema de casting.

Y esa consciencia que tiene Betty de cómo la ve el mundo hace que nos conquiste aún más porque, lejos de quedarse en su casa llorando por lo injusto que es el mundo, se lo toma con un sentido del humor que hace que los espectadores terminen sonriendo ante situaciones verdaderamente vergonzosas.

Porque ese es el atractivo de Betty. Que consigue que veamos a través de esa envoltorio que la recubre. Que la conozcamos a ella. Que conozcamos a la brillante profesional. Que conozcamos a la abnegada hija. Que conozcamos a la amiga leal. Que conozcamos a la mujer enamorada que es capaz de traicionar sus principios por ayudar a su gran amor.

Sí, Betty es fea, pero muy pronto descubrimos que es mucho más que eso y que todas esas características que hay debajo de ese look desarreglado y desfasado la hacen una mujer tremendamente atractiva e interesante.

Y ahí está sin duda el gran trabajo de Fernando Gaitán, al diseñar un personaje que nos cautiva desde el primer minuto y que consigue provocarnos un sinfín de emociones: pena, ternura, risa, admiración, reconocimiento, etc.

Don Armando, el cazador cazado

Armando en 'Yo soy Betty, la Fea' | RCN Televisión

Para Betty el encuentro con don Armando Mendoza (Jorge Enrique Abello) supone un antes y un después. Primero, porque la contrata contra todo y contra todos. ¿Por qué? Porque comprende que esa mujer que tiene ante sí aspirando al puesto de secretaria es mucho más inteligente y tiene mucho más cerebro que él y su mejor amigo juntos y si quiere conservar el sillón de presidente de Ecomoda necesita a alguien así.

Segundo, porque se enamora de él y es ahí donde empieza un sueño que será, en realidad, una pesadilla. ¿Por qué? Porque Don Armando y su instigador amigo Mario (probablemente uno de los personajes más odiosos y odiados de toda la telenovela) urden un plan que hace que los destetemos durante muchos capítulos, pero también hay que recordar que ese nefasto plan también sirve para que al doctor Mendoza le pase lo mismo que a los espectadores. Que descubra a la Betty real y que quien era gran seductor de modelos sucumba ante la fea.

La Peliteñida

Pero en Ecomoda, Betty no sólo tiene que lidiar con unos números que no cuadran y con sus sentimientos por su jefe, también tiene que soportar a Patricia Fernández, personaje que ha sido, es y siempre será La Peliteñida. Patricia representa justo lo contrario que Betty. Si Betty es una mujer inteligente con un problema de casting, la Peliteñida es siempre la primera elección aunque después resulte un fiasco. ¿Por qué? Porque es justo lo que las revistas de moda dicen que debe ser una mujer. Alta, "rubia", delgada y tiene seis semestres de Finanzas en la San Marino.

Es cierto que forma parte de club de enemigos de Betty, lo que automáticamente le acarrea el rechazo del público, pero también hay que reconocer que es un personaje imprescindible en esta historia porque es protagonista de muchos momentos hilarantes. ¿O es que alguien ha olvidado sus constantes "ay, Marce"?

Y precisamente Marcela Valencia es otro de los personajes centrales de esta historia. No solo es accionista de Ecomoda, sino también la prometida de don Armando. Mujer celosa donde las haya (motivos no le faltan) le hará la vida imposible a Betty sólo para conseguir que Patricia pueda estar cerca de su novio para vigilarlo. Y son esos celos los que hacen que Marcela pierda la perspectiva empresarial que se le supondría a una ejecutiva de su nivel.

Bien es cierto que la posición de Marcela tampoco es fácil. Está entre la espada y la pared. Entre su hermano y su prometido. Los dos quieren el cargo de presidente y ella decide. Ella apuesta por Armando, pero quizá su insistencia por asegurarse de que le es fiel y de que cumple su promesa de casarse se deba a su necesidad de reafirmarse en que tomó la decisión correcta para no atormentarse por dar la espalda a su hermano.

El cuartel de las feas

Pero Betty no está sola en Ecomoda. Pronto encuentra el apoyo y la solidaridad del "cuartel de las feas", un variopinto grupo de mujeres que se convierten en sus mejores aliadas, sus amigas y su familia en Ecomoda. Cada una de ellas tiene sus propios problemas, pero siempre tendrán a su lado a las otras. Serán muchas las adversidades que cada una enfrente, pero su unión se mantendrá sin una sola fisura.

Y tampoco tiene fisuras la amistad de Betty y Nicolás Mora. Comparten su excelencia intelectual y sus problemas de casting y juntos lo afrontan con un sentido del humor a prueba de humillaciones.

'Yo soy Betty, la fea' tiene ya casi dos décadas desde su primera emisión, pero hay historias y hay personajes con los que merece la pena reencontrarse para recordar los buenos momentos compartidos. Para quienes no la disfrutaron entonces, que no que desaprovechen la oportunidad de adentrarse en una telenovela que hizo historia a partir de este lunes a las 16:45 horas en Nova.

Seguro que te interesa:

David Bisbal hace arder las redes con su foto como Jon Snow de 'Juego de Tronos'

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.