El pasado mes de mayo todos los fans de 'Juego de Tronos' dijeron adiós a sus personajes favoritos con un final de lo más polémico. Entre muertes y despedidas muchos serán recordados, pero no es necesario irnos a la última temporada para echarles de menos.

Como todos los seguidores de la ficción de HBO recordarán, GOT ya comenzó con la muerte de uno de los personajes más queridos: Ned Stark. Y es que el cabeza de familia de Invernalia fue decapitado delante de todo Desembarco del Rey en la primera temporada.

El actor que le da vida, Sean Bean, ha hablado en numerosas ocasiones sobre esta muerte pero parece que no es la única. Y es que el mismo ha confesado que esta cansado de que maten a sus personajes. En una entrevista con The Sun, Sean Bean ha confesado que rechaza los papeles en los que su personaje muera.

"He rechazado cosas. He pensado: Ellos saben que mi personaje va a morir porque soy yo. Así que tenía que cortar por lo sano y empezar a sobrevivir, si no, sería algo predecible", revela el actor.

"Hice un trabajo y me dijeron: 'Te vamos a matar', y yo dije: '¡Oh, no!' y luego dijeron: 'Bueno, ¿podemos lastimarte gravemente?' y yo estaba como, 'OK, mientras me mantenga vivo esta vez' ", bromeó el actor. Y es que desde que comenzó su carrera han matado a 30 de los personajes a los que ha interpretado.

Incluso en el año 2014 los fans de Sean Bean comenzaron una campaña que tenía como nombre 'Dont Kill Sean Bean' ('No matéis a Sean Bean'). "He interpretado a muchos malotes. Eran geniales, pero no muy satisfactorios... y siempre acababa muerto", declaraba Bean haciendo referencia a cuando interpretó a Bormir en 'El Señor de los Anillos', un personaje que, sorpresa, también murió.

...

Seguro que te interesa...

Sansa Stark a la española: El gran parecido entre Sophie Turner ('Juego de Tronos') y Rocío Flores, la nieta de Rocío Jurado