NovaMás » Vida

EDUCACIÓN

¿Cómo deberían ser los deberes de los niños y cuánto deberían dedicar en su tiempo libre?

Los deberes de los más pequeños de casa aumentan a medida que avanzan de curso pero, ¿cómo deberían ser realmente?

Deberes de los niños

Envato Deberes de los niños

Publicidad

Los niños de infantil no deberían tener que hacer deberes de forma habitual. Se les puede proponer, desde algunas escuelas, acordarse de llevar algún material. Por ejemplo, cuando se recuerda a través de una nota que se va a realizar una actividad concreta y necesitan recoger hojas y elementos para trabajar el otoño.

Normalmente los deberes de los peques en los colegios van aumentando a medida que van avanzando los cursos, pero no se les debería pedir realizar fichas en casa, y es mucho más significativo que si se usan en el aula sea de forma muy puntual, fomentando las actividades manipulativas.

Una vez empiezan la etapa de primaria, hay muchos más centros en los que se les ponen deberes a los niños y niñas, aumentando en los siguientes niveles educativos.

Ventajas de los deberes fuera del horario escolar

Si se les pide a los peques realizar deberes, deben ser de forma puntual y que no les impidan disfrutar de su tiempo libre, para que puedan realizar ejercicio, jugar y disfrutar de sus aficiones. Cuando se les encargan tareas, que no les requieran dedicar demasiado tiempo, se está fomentando que adquieran responsabilidad, capacidad de organización, reforzar contenidos trabajados en el aula, etc. Por lo que pueden ser una herramienta positiva con la que trabajar aspectos concretos fuera del aula.

Inconvenientes de los deberes fuera del horario escolar

Cuando la cantidad de deberes que se les exigen es excesiva, puede generarles mucho rechazo, agobio, problemas de autoestima, etc. En ocasiones, incluso puede obligarles a renunciar a realizar sus actividades deportivas, ir al parque o intentar llegar a todo restando tiempo de descanso, algo poco recomendable y que está lejos de fomentar los hábitos saludables y de cuidado de la salud en general.

Cada vez hay más familias planteándose si realmente es positivo para sus peques el que tengan que realizar deberes en su tiempo libre. En algunos casos, han visto que se les piden de manera desproporcionada, sin que el profesorado se organice de forma conjunta tratando de no ocupar un tiempo total excesivo.

Deberes de los niños
Deberes de los niños | Envato

Si se trata de realizar actividades que refuerzan lo trabajado en el aula deben ser actividades que resulten motivantes, que puedan fomentar el aprendizaje a través de la investigación, permitir la participación de las familias en la preparación de alguna actividad etc. y evitando que interfieran en el desarrollo de otras propuestas familiares o intereses de los peques.

El papel de las familias ante los deberes escolares

Entre las preguntas que nos hacemos a la hora de elegir un centro escolar para nuestras hijas e hijos debe estar el conocer cómo se gestionan los deberes en ese centro en cada etapa. Hay que tratar de elegir un centro en el que la cantidad de tiempo libre que tengan que dedicar los peques fuera del horario escolar no interfiera con la organización familiar y sea asumible.

Cuando esto no sucede, puede generar conflictos en el hogar, ya que hay que estar todas las tardes entre prisas, renuncias de actividades que no da tiempo a realizar o problemas derivados de la falta de un correcto descanso entre otros. Es importante también que exista una buena comunicación entre la escuela y las familias.

En el caso de que se les pida realizar deberes al alumnado, las familias deben conocer el motivo y lo que se busca con la realización de esas tareas. Además, si llega un momento en el que la carga de trabajo está siendo excesiva para sus hijas e hijos, deben poder transmitirlo al centro para que se reflexione si está habiendo una buena organización entre todo el profesorado y se valore la necesidad de adaptar las peticiones que se les realizan etc.

Los niños y niñas necesitan poder disfrutar de tiempo libre, jugar, relacionarse con sus amistades, tiempo para aburrirse y tener así la posibilidad de ser creativos buscando qué poder hacer y no debemos olvidar la importancia que tiene el tiempo para descansar y dormir. Respetando siempre las necesidades individuales en cada etapa de su crecimiento.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Trucos para la adaptación de los niños al colegio

Publicidad