NovaMás » Belleza

COSMÉTICA ECO

Champús sólidos, ¿para qué sirven?

Existen numerosos beneficios, para tu pelo y para el medioambiente, detrás de estas pastillas de jabón.

Champú sólido.

iStock Champú sólido.

Publicidad

El mundo del cuidado capilar busca satisfacer todas las necesidades, innovando constantemente en nuevos productos y técnicas. La revolución capilar también procura mejorar desde un punto de vista medioambiental y, por ello, saca al mercado nuevos formatos que cubren también las necesidades ecológicas. Es el caso de los champús sólidos, que, en los últimos años, han ido ganando popularidad y ya se han convertido en un producto común que podemos encontrar en las zonas de belleza de los supermercados y en las tiendas especializadas.

Pero, ¿qué tienen de especial los champús sólidos? Su principal ventaja es la poca huella ecológica que deriva de su uso. Aunque sus ventajas no se limitan solo a una mejor preservación del medioambiente. Por ello, si estás pensando en cambiar de champú, este artículo te interesa. Te explicamos todo lo que necesitas saber para que apuestes por estos champús y compruebes los numerosos beneficios que tiene, tanto para tu pelo, como para el planeta.

Ventajas de los champús sólidos

Son más concentrados. De este modo, no necesitan tanta agua en su elaboración, ni la incorporación de otros agentes que pueden ser dañinos para el pelo, como los parabenos, emulsionantes, siliconas o sulfatos.

Libres de ingredientes agresivos. Los champús sólidos se elaboran con una fórmula muy delicada, que suele contener aceites orgánicos. Mientras que la composición de otros productos cosméticos suele contener agentes más corrosivos, que pueden provocar irritaciones, picores, caspa o dermatitis seborreica.

Son versátiles. Los champús sólidos no solo nos sirven para limpiar y sanear el cuero cabelludo, sino que también los podemos usar para nuestra piel. Además están recomendados para pieles sensibles. Sin embargo, como hay muchas marcas en el mercado, es mejor consultar con un especialista antes de aplicar sobre una piel delicada.

Son prácticos y transportables. Ya no te volverán a tirar el bote de champú en un control de equipaje, ya que los sólidos se pueden subir sin problemas en un avión. Además, ocupan menos volumen; una pastilla de 100 g de champú sólido equivale a 3 botes del formato líquido

Respetuoso con la naturaleza. A nivel ecológico, son más compatibles que los champús clásicos, ya que los residuos del agua del lavado son biodegradables y tienen menos impacto en el medio ambiente. Además, su packaging normalmente es de cartón o papel, en vez de plástico.

¿Cómo se usa un champú sólido?

Elige el tuyo

Para escoger un buen producto, tienes que fijarte en su composición. En este sentido, debe tener un alto contenido de tensoactivos sin sulfatos. Estos componentes son los que permiten desengrasar el pelo de manera suave generando espuma cuando entran en contacto con el agua. También debes tener en cuenta tu tipo de pelo, ya que hay diferentes opciones: para cuero normal, seco o graso.

En Amazon puedes encontrar muchas marcas populares. Incluidas las que usan celebrities como Núria Roca, en su caso de la casa Dr. Tree.

Aplícalo así

El proceso de lavado con un champú sólido es sencillo:

1. Primero, tienes que mojarte el pelo, como harías habitualmente.

2. En el momento de aplicar el champú tienes dos opciones: puedes pasar la pastilla directamente por el pelo, o hacer una espuma en las manos y después aplicarla.

3. Masajea la espuma de raíz a puntas.

4. Enjuaga el pelo con agua y aplica el acondicionador o mascarilla.

Ahora que ya lo sabes todo, ¿a qué esperas a probar los champús sólidos?

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Estos son los champús que mejor cuidan de tu cabello según la OCU.

Publicidad