Novalife » Útil para ti

CALZADO

Trucos caseros para tener los zapatos más limpios

Es una tarea que genera dolores de cabeza y es que mantener los zapatos limpios, a diario, puede resultar agotador. La lluvia y otros factores ambientales hacen que muchas personas desistan de esta labor no sólo por el esmero que lleva, sino también por el gasto económico que tienen algunos productos de limpieza.

Publicidad

Por eso, nada mejor que recurrir a los remedios caseros para conseguir el mismo resultado a mejor precio y sin maltratar el ambiente. Aunque sea complicado mantener los zapatos perfectamente limpios, existen muchas alternativas para hacerlo de forma rápida y fácil en casa. Ingredientes como: el aceite de oliva, la piel del plátano y hasta las cebollas serán nuestros aliados para que estén impecables en solo un par de minutos.

ACEITE DE OLIVA PARA LIMPIAR LOS ZAPATOS:

Este ingrediente no sólo es un básico de la cocina. El aceite de oliva es un gran aliado para limpiar los zapatos hechos con materiales de piel o cuero y es que, además de dejarlos en buen estado, también los mantiene brillantes e impermeables.

Sólo necesitáis:

• Un trapo limpio de algodón

• Unas gotitas de aceite de oliva

Pasos:

• Aplicad unas gotas de aceite en el zapato y con el trapo limpio frotad la superficie.

• Es importante extended el aceite con movimientos circulares, para no dejar marcas. De esta manera, se obtiene una capa humectada que protege el cuero.

• El resultado será un brillo natural pero, hay que tener cuidado de no usar demasiado aceite para no manchar los tejidos. Por lo que, realizarlo una vez a la semana es más que suficiente.

CÁSCARA DE PLÁTANO PARA LIMPIAR LOS ZAPATOS:

Puede parecer una broma pero, ¡no tiréis las cáscaras de vuestros plátanos cuando terminéis de comerlos! Y es que, es otra de las soluciones perfectas para limpiar los zapatos y dejarlos brillantes. Su ingrediente principal, el potasio, se convierte en un material químico natural que deja los zapatos de piel brillantes.

Sólo necesitáis:

• La cáscara de un plátano

• Un paño seco

Pasos:

• Frotad toda la superficie del calzado y después limpiar los restos con un paño seco.

• Es importante, que dobléis la cáscara hacia afuera y dejéis que la parte interna (parte más clara o color crema de la cáscara) sea la que se utilice para limpieza.

• Esta solución casera, se recomienda para zapatos de piel o cuero.

Zapatillas sucias | iStock

CEBOLLA:

La cebolla es uno de los ingredientes más útiles ara limpiar el calzado, no sólo porque puede sacarle brillo sino también eliminar la suciedad de barro o la caca de perro que se pega bajo la suela. Para limpiar la suela del zapato solo tenéis que:

• Cortad una rodaja de cebolla cruda y frótala un par de minutos en la suela del zapato.

• Luego, con un paño húmedo retirad el exceso de ésta y aplicad un poco de jabón si es consideras necesario.

Para sacarle brillo a los zapatos solo tenéis que:

• Licuad un poco de cebolla para hacer zumo y frotad la superficie del zapato con este.

• Dejad que se seque durante unas horas y frotad con un trapo para sacar brillo.

NARANJAS PARA LIMPIAR LOS ZAPATOS:

Otro alimento que se encuentra habitualmente en la cocina y que es de gran utilidad para limpiar el calzado, sobre todo si se trata de ese par que se ha guardado desde el año anterior en el armario y suele estar gris u opaco.

Solo tenéis que:

• Cortar una naranja y frotad una mitad por todo el zapato.

• Luego, dejad secar sin exponer al sol y con ayuda de un cepillo de cerdas suaves frotad el zapato hasta que recupere el brillo deseado.

Otras opciones:

• Mezclar una clara de huevo con una pequeña cantidad de vaselina en un bol hasta obtener una especie de crema, también ayuda a sacarle brillo a los zapatos. Solo tenéis que pasar un trapo limpio luego de aplicarla, para eliminar los excesos. Esto se puede hacer cada dos semanas.

• Si vuestros zapatos no están sucios pero huelen mal, sólo necesitáis utilizar bicarbonato de sodio. Este ingrediente al ser un antibacteriano natural, eliminará el olor. Frotadlos por dentro y fuera con un trapo húmedo y l hedor desaparecerá.

Publicidad