Cuando el calor nos invade, lo que más nos apetece es tomarse una bebida fresca. Pero cuando se junta mucha gente, las bebidas frías vuelan, y puede que solo queden las "del tiempo". Existen varios trucos muy sencillos para enfriar las bebidas rápidamente, y que puedes hacer con objetos cotidianos. Tan solo vamos a necesitar agua, hielo, papel de cocina y sal.

Ambos trucos te permiten tener bebidas frías en un momento... Y no podrás decir que necesitas contar con elementos difíciles de encontrar. Solemos tener todo en casa. Pero... incluso si te faltan hielos o el problema es precisamente que te has quedado sin ellos, aun así dispones de una opción en la que no los necesitas.

Si acabas de llegar de la compra y no te ha dado tiempo a poner a enfriar las bebidas, ya sabes: echa un vistazo a este vídeo y seguro que los trucos no se te vuelven a olvidar.